CERRAR
MENÚCERRAR

Cómo aplicar autobronceador sin acabar naranja "pantone Donald Trump"

Cara y Cuerpo

El presidente de EEUU no nos gusta. Así que no tienes por qué copiar su bronceado a lo Cheeto o Risketo.
Si alguna vez te has puesto autobronceador y has acabado naranja, te explicamos cómo hacerlo bien para que no te vuelva a pasar y el resultado sea bonito y natural.

Que sí, que no te mentimos. Es posible broncearse y autobroncearse de manera fake sin llegar a parecerse a Donald Trump ni a Ross el de Friends. Si no sabes de lo que estoy hablando mira este vídeo (y que sepas que me haces sentir muy mayor).


Friends - El bronceado de Ross www.youtube.com


Si os decimos que es posible es porque lo hemos probado. Yo, en concreto, soy ultra fan de los autobronceadores, pero de aquellos con los que consigues un bronceado bonito, natural y no excesivo. Os lo digo porque hace unos años era muy reticente a 'pintarme de marrón' y todo por una mala experiencia durante la universidad.

Os cuento mi historia

De repente se pusieron de moda unas toallitas autobronceadoras que, evidentemente, compré. Me las apliqué por toda la cara, cuello, brazos, manos etc. A los pocos días estaba naranja, luego amarillo… ¡me daba apuro salir de casa! Y dije, se acabó, no pienso ponerme más un autobronceador. Hasta que un día me topé con una bruma que prometía un bronceado natural, uniforme, progresivo… que tú podías controlar. Es decir, tú decides cuando parar y el tono de moreno que quieres. Yo no me lo creía, pero algo me decía que por qué no intentarlo y, ¡sorpresa! Me enamoré. Por eso os digo que lo que hay que hacer es dar con aquel autobronceador que mejor se adapte a lo que buscamos.



Autobroncearse en un centro de belleza, ¿sí o no?

En uno del que te fíes. Es decir, que tengan un protocolo completo, que exfolie la piel, broncee y luego hidrate. Los bronceados de caña de azúcar suelen quedar un tanto artificial. Si es lo que quieres, ¡adelante! Pero si buscas algo más sutil, opta por aquellos bronceados en cabina que suelen tener diferentes niveles. Puedes empezar por el más bajito y si quieres más, vuelves.

Si me autobronceo en casa, ¿cómo lo hago?

No quieres ir a un centro de estética y prefieres hacerlo tú misma… Apunta estos consejos si quieres que el bronceado te quede fetén, ¡de celebrity!

  1. No tengas prisa. Puede ser algo obvio, pero preferimos advertirlo.
  2. Exfolia e hidrata la piel unos días antes. Si decides aplicarte autobronceador el viernes, el mismo miércoles puedes ir preparando la piel para retirar las células muertas y aportarle suavidad. De esta manera también lograrás que el producto se fije bien y no aparezcan esos puntitos naranjas que alguna vez habrás visto (en tu piel o en la de alguien con autobronceador). Si lo haces 24 horas antes también vale, pero intenta evitar hacerlo todo el mismo día.
  3. Cuando exfolies, insiste mucho en los codos, rodillas y talones. Suelen ser zonas en las que se queda más producto y hay que empezar a evitar que ocurra el DRAMA.
  4. Cuando ya esté la piel lista puedes aplicar el autobronceador. Si es textura cremosa, asegúrate de que extiendes bien el producto por todo el cuerpo. En los codos aplica poca cantidad, así como en los pies y en las manos. ¡OJO! lávatelas muy bien, concienzudamente, para que no se queden naranjas y, con el paso de los días, amarillenta.
  5. Si la textura / formato del autobronceador es bruma, aplícala con movimientos circulares por todo el cuerpo. A una distancia de unos 20 centímetros, aproximadamente.
  6. En ambos casos, deja que se seque / penetre el producto durante unos minutos. Por eso te decía que no tuvieses prisa.
  7. También, cuando vayas a vestirte, evita la ropa blanca o clarita. Si has seguido todos estos pasos no tienes por qué mancharla, pero por si acaso… más vale prevenir que lamentar, cari.
  8. Los días posteriores, báñate en crema hidratante para potenciar y alargar los efectos. Y cuando veas que el bronceado fake baja, siempre y cuando quieras seguir con 'tonito', repite lo anterior: exfolia, hidrata y aplica autobronceador.

Después de estos consejos es imposible que acabes como un cheeto, querida. De hecho, como somos así de majos, te dejamos unos productitos ideales para que puedas autobroncear tu piel con máxima seguridad. ¡Sin miedo al naranja!

Autobronzant Tonique de Biotherm. PVP: 26€.