CERRAR
MENÚCERRAR

¿Quieres hacerte con una crema o un sérum con ÁCIDO y no sabes cuál elegir? Atenta, amiga

Cara y Cuerpo
Park Street / Unsplash

Respondemos a todas y cada una de las dudas que se te han pasado por la cabeza cuando has querido comprar una crema o sérum con un ácido 'tal' y no has sabido 'cuál'. Presta atención, darling, que los productos de FOREO que te enseñamos hace poco no son los únicos que vas a querer regalar esta Navidad: ahora también querrás repartir alegría en forma de ácido.

Recientemente te desvelamos los trucos para preparar tu cara para el maquillaje. Hoy en Nylon, te despejamos las dudas sobre los ácidos más famosos de la cosmética con la ayuda de la súper experta Paula Jaén, farmacéutica y directora del centro Belleza y Bienestar by Grupo Pedro Jaén. ¿Por qué están de moda los ácidos? ¿Para qué sirve cada uno? ¿Cuál puedo aplicar en mi piel? ¿Puedo mezclarlos? Y, lo más importante: ¿preparada para decidirte ya por un sérum o crema con el ácido perfecto para ti? Vamos a por ello… ¡comienza la clase de cosmetología!

Corea sigue siendo una potencia mundial de la industria cosmética (sí, a pesar del movimiento contrario al K-Beauty) y, desde la llegada del K-pop a la música urbana, la influencia de los cosméticos coreanos en la Generación Z es más que notableen todo el mundo. Las girl (y boy) bands de Corea del Sur inspiran con su estética a millones de jóvenes... Si tú también eres unx de ellxs, te enseñamos los productos con los que es muy fácil conseguir el look de las estrellas del K-pop.

Seguro que más de una vez te has sentido atraída por una crema o un sérum con ácido (por ejemplo: Mandélico), y no has sabido para qué servía en realidad. Los nombres raros nos ponen, de siempre, y aquello que suene a nuevo en cosmética más todavía. Además, ahora hay una gran variedad de firmas que lanzan productos con altas concentraciones de ácidos por un precio bastante asequible (como The Ordinary). Pero, si no sabes para qué sirve ese ácido, ¿por qué te lo vas a aplicar en tu piel? Puede que hayas leído los resultados que se obtienen. Este, en concreto, es despigmentante e ideal para las manchas y el acné, pero, ¿sería bueno para tu piel? Aquí te decimos cuál sí y cuál no, según tu tipo de piel.

ÁCIDO HIALURÓNICO

Qué es: Es un tipo de carbohidrato que se encuentra de forma natural en diferentes órganos y tejidos de nuestro cuerpo, sobre todo en la piel.

Para qué sirve: Es una de las moléculas responsables de la hidratación de la piel. Además, es capaz de atraer y captar el agua, consiguiendo una piel más suave, lisa y tersa.

Lo pueden aplicar en su piel: Está indicado para todo tipo de pieles. La combinación de moléculas de alto y bajo peso molecular es ideal para conseguir una hidratación en todas las capas de la piel, desde las más superficiales hasta las más profundas.

No pueden aplicarlo: ¡Todos podemos! Solo cuando se realizan infiltraciones de ácido hialurónico habrá que tener las precauciones propias de cualquier tratamiento de mesoterapia, aunque no por el ácido hialurónico en sí mismo.

ÁCIDO AZELAICO

Qué es: Es un ácido dicarboxílico (modo gafas, cuaderno y boli ON). En la naturaleza se encuentra en algunos cereales como el trigo, la cebada y el centeno.

Para qué sirve: Tiene acción antibacteriana y queratolítica, disminuyendo la producción de queratina propia del acné y reduciendo el hinchazón y enrojecimiento de la piel característico de la rosácea.

Lo pueden aplicar en su piel: aquellas personas afectadas de acné y/o rosácea, siempre bajo recomendación de un dermatólogo.

No pueden aplicarlo: Aquellas personas con hipersensibilidad. No recomendado a menores de 12 años. En la lactancia, evitar aplicar en la zona que va a estar en contacto con el bebé y también mucha precaución las embarazadas.

En resumen, si no os dice un especialista que lo uséis, alejaos de él.

ÁCIDO GLICÓLICO

Qué es: Es el alfahidroxiácido o AHA de menor tamaño molecular, por lo que es el de mayor absorción y más activo. Se encuentra de forma natural en la caña de azúcar.

Para qué sirve: Tiene acción exfoliante, elimina las células muertas de la capa más externa de la piel, unifica su tono y ayuda en la desaparición de manchas. Es un excelente regenerador de la piel, tiene la propiedad de estimular la generación de colágeno y elastina, por lo que actúa como hidratante y también como antiedad. También se utiliza para mejorar el acné, dejando la piel perfectamente limpia y libre de imperfecciones. Además, favorece la penetración de otros activos en la piel.

Lo pueden aplicar en su piel: Todos salvo casos de hipersensibilidad.

No pueden aplicarlo: En pieles sensibles se debe tener mayor precaución.

Nosotros, desde Nylon, te recomendamos aplicar cosmética con ácido glicólico de noche.

ÁCIDO RETINOICO

Qué es: Es un derivado de la vitamina A, en su forma ácida.

Para qué sirve: Tiene acción despigmentante y es regenerador y la propiedad de producir una rápida renovación de las células. Su uso inicial era para el acné, pero desde hace más de 40 años se utiliza como uno de los principales activos antiedad.

Lo pueden aplicar en su piel: Está indicado para pieles con problemas de hiperpigmentación, pieles engrosadas, desvitalizadas, apagadas, con arrugas.

No pueden aplicarlo: Personas con piel sensible: aplicar con precaución y evitar si existe irritación. Se debe aplicar por la noche, con la piel perfectamente limpia.

Te recomendamos que, si decides aplicarlo de noche, por la mañana limpies la cara con abundante agua y gel limpiador para eliminar cualquier rastro y apliques crema con protección solar. Así evitas que puedan aparecer manchitas. Sí, el retinol es fotosensible, amiga.

ÁCIDO SALICÍLICO

Qué es: Se extrajo inicialmente de la corteza del sauce, Salix: de ahí procede su nombre.

Para qué sirve: Elimina el exceso de células en la capa córnea.

Lo pueden aplicar en su piel: Se utiliza en aquellos procesos en los que exista descamación e incluso se pueden utilizar en patologías como el acné, siempre bajo consejo dermatológico.

No pueden aplicarlo: Al tener una acción muy específica, no se debe utilizar si no existe descamación. Precaución en embarazadas.

Otro ácido que debes tener en tu cosmético siempre y cuando te lo hayan recetado. No hagas locuras.

ÁCIDO FERÚLICO

Qué es: Pertenece al grupo de los ácidoshidroxicinámicos (¿el qué? vamos a volver a leer) y se encuentra en las paredes celulares de plantas, como por ejemplo: las moras y las aceitunas.

Para qué sirve: Es un potente antioxidante. Asociado a las vitaminas E y C, forma la mejor combinación dentro de los agentes antioxidantes. Evita la acción de los radicales libres que alteran la piel. Además, consigue frenar la acción de los rayos solares, ayudando así prevenir el conocido fotoenvejecimiento (aparición de manchas, arrugas…).

Lo pueden aplicar en su piel: Cualquier tipo de piel. No es fotosensible, así que se puede aplicar en cualquier época del año.

No pueden aplicarlo: No existen contraindicaciones descritas salvo casos de hipersensibilidad.

Las apariencias engañan…Aunque pertenezca a esa familia de nombre tan raro y largo, es inofensivo.

ÁCIDO KÓJICO

Qué es: Su nombre procede de "koji", término japonés para denominar ciertos hongos que fermentan el arroz para producir vino (sake). También se encuentra en otros alimentos, como la soja.

Para qué sirve: Es un activo despigmentante que bloquea la enzima encargada de producir la melanina, por lo que aclara la tonalidad de la piel. Además, mejora el aspecto de una piel con manchas, producto de la exposición solar, y aclara la "máscara del embarazo".

Lo pueden aplicar en su piel: Personas con zonas pigmentadas de cualquier tipo, como el melasma (o "máscara del embarazo") o los léntigos, todo pautado por el dermatólogo.

No pueden aplicarlo: en los casos de hipersensibilidad. Aunque no es fotosensible, es imprescindible el uso de fotoprotectores.

Si tienes manchas y melasma, ¡este es tu ácido, querida!

ÁCIDO LÁCTICO

Qué es: Es un Alfahidroxiácido (AHA) de origen natural. Procede de la fermentación de la leche.

Para qué sirve: Reduce el daño producido por la luz solar; mejora la textura y el tono de la piel, y su aspecto en general. Además, es hidrante.

Lo pueden aplicar en su piel: Es importante que el dermatólogo aconseje sobre la concentración adecuada. A bajas concentraciones favorece la penetración de otros activos y en concentraciones mayores se utiliza para tratamientos médicos como el peeling.

No pueden aplicarlo: En casos de hipersensibilidad.

Otro que tiene que recomendarte el derma. Olvida su nombre si no es para ti.

ÁCIDO MÁLICO

Qué es: es un Alfahidroxiácido que se encuentra en muchos alimentos vegetales, sobre todo en las frutas de sabor ácido como las manzanas.

Para qué sirve: Como los AHA tienen una acción despigmentante, aclara el tono de la piel, regenera y ayuda a mejora la absorción de otros activos cosméticos. Se suele utilizar en combinación con otros AHA y, combinado con vitamina C, aporta luminosidad.

Lo pueden aplicar en su piel: Es ideal para pieles grasas y acnéicas y, al ser uno de los menos potentes dentro de los AHA, puede ser utilizados por pieles sensibles.

No pueden aplicarlo: En casos de hipersensibilidad

En épocas de estrés, ten a mano un cosmético rico en este ácido: es ideal para los granitos.

ÁCIDO MANDÉLICO

Qué es: Es un AHA que procede de las almendras y es de alto peso molecular. Por ello, su capacidad de penetración en la piel es menor, pero también lo es su capacidad de irritación. Vamos, que es apto para pieles sensibles que no toleran otros AHA.

Para qué sirve: Posee las propiedades de los Alfahidroxiácidos pero de forma más suave. Se utiliza en procesos de acné e hiperpigmentación, manteniendo la piel suave e hidratada.

Lo pueden aplicar en su piel: Personas que se quieren iniciar en el uso de Alfahidroxiácidos pero tienen pieles sensibles.

No pueden aplicarlo: En casos de hipersensibilidad


Esperamos que después de este máster en ácidos no tengas ya ninguna duda para hacerte (o no) con una crema o sérum con un ácido determinado. ¡Mira siempre por la salud!



Con la llegada de las redes sociales, los tiempos han cambiado. Para todos. Y a la hora al hablar de estudiar cosmética, también. En la era de Instagram, las escuelas de cosmetología y maquillaje, así como el aprendizaje de los propios propios estilistas, son diferentes. Hablamos con profesionales de la industria para averiguar cómo se adaptan a los tiempos y una redactora NYLON US nos cuenta su visión en primera persona.