CERRAR
MENÚCERRAR

Zendaya : "Quiero ir más allá de mis límites"

Cara y Cuerpo
Foto: Cortesía de Lancôme

La princesita Disney ha crecido para convertirse en una mujer libre, fuerte e inspiradora. Actúa, canta, baila, diseña y tiene un discurso alto, claro y coherente sobre el empoderamiento femenino. Embajadora de Lancôme, es el rostro de su nuevo perfume, Idôle.

Es el momento Zendaya. En el cine, con Spiderman: lejos de casa. En televisión, con Euphoria, de HBO, que va camino de convertirse en serie de culto. En la moda, como colaboradora de nombres de la talla de Tommy Hilfiger. Y además es, a sus 23 años, la embajadora más joven de Lancôme, junto a rostros consagrados como los de Julia Roberts o Penélope Cruz. "Me siento muy halagada. Pero, para ser honesta, también tuve un poquito de miedo. Lancôme es una marca eterna, siempre chic, en sus campañas y en sus productos. Goza de un nivel de sofisticación y buen gusto que, a medida que me convertía en una mujer adulta, me seguía el paso. Quería asociarme con una firma que sintiera crecer a mi lado. Otra cualidad de Lancôme que me fascina es su defensa de valores como la diversidad y de causas filantrópicas como la iniciativa "Write Her Future", que promueve la educación de las mujeres".

La relación de la artista con la casa francesa se ha materializado al ser fichada como imagen de su último lanzamiento en fragancias, Idôle, un aroma fresco y limpio cuyos mensajes inspiradores ("Somos el futuro" o "El mundo es nuestro") parecen hechos a su medida. Porque Zendaya es consciente de que es un referente masivo, especialmente para la generación Z: 62 millones de seguidores en Instagram lo certifican. Personas que siguen su vida con avidez y escrutan meticulosamente cada uno de sus pasos y palabras, ya sea cuando habla de perfumes, ya cuando se reafirma como camaleónico icono de moda en la alfombra roja, ya cuando se pronuncia sobre la discriminación racial o la belleza real.

Foto: Cortesía de Lancôme

"Muchas personas parecen ver de forma negativa el hecho de ser un modelo, como si no quisieran ese peso. Pero yo lo celebro y es importante para mí. Es incluso una pequeña motivación extra para continuar y trabajar más duro. No soy muy dura conmigo misma. He aprendido a hacerlo lo mejor que puedo y, con suerte, inspirar a alguien para que lo haga también. No soy perfecta ni tengo todas las respuestas, pero trato de dar siempre lo mejor de mí".

El futuro es suyo

Nacida en Oakland (California) en 1996 e hija de profesores, Zendaya es fruto de la factoría Disney, para la que protagonizó la serie Shake it up junto a Bella Thorne. Ahí demostró que el baile es otro de sus dones naturales. Después se embarcó en la producción de la serie K.C. Agente Especial, que protagonizó durante tres temporadas. Su salto a la gran pantalla llegó de la mano de Marvel con Spider-Man: Homecoming, en 2017. Ese mismo año estrenó El gran showman, junto a Hugh Jackman y Zac Efron. Sus aptitudes como cantante fueron requeridas un año más tarde en la película de animación Smallfoot, a la que prestó su poderosa voz.

"No sigo una pauta específica para elegir mis papeles", declara. "Basta con que me sienta apasionada por ellos. Un papel debe despegar conmigo y hacerme sentir bien, inspirarme y empujarme fuera de mi área de confort. Si no me siento algo incómoda, si no siento que me esté retando a mí misma, entonces no merece la pena. Quiero ir más allá de mis límites".

Pese a su condición como una de las mujeres más influyentes del mundo del espectáculo (en el cine, la música, la moda y la belleza), Zendaya tiene muchas otras facetas. También es una joven de 23 años cuyas vacaciones ideales consisten en quedarse en casa para compensar tantos viajes de trabajo. Como hija, agradece el apoyo que le han dado sus padres para conseguir su sueño. Como tía, adora jugar con sus sobrinos. Como nieta, tiene a sus abuelas como referentes de belleza. Y como mujer, asegura tomarse a diario algo de tiempo para dar gracias por las cosas positivas que la rodean. "Creo que es importante vivir con un sentido de gratitud. Nunca podrás progresar si no aprecias lo que tienes".

Nosotros le agradecemos su energía, la aplaudimos en cada una de sus apariciones en la alfombra roja, admiramos sus forma de maquillarse (dentro y fuera de Euphoria) y apuntamos su consejo de belleza sobre cómo aplicarse la nueva fragancia Idôle: "una gota en la muñeca y un toque en el cuello. Así aprendí a usar el perfume y así es como me funciona".

Foto: Cortesía de Lancôme