CERRAR
MENÚCERRAR

Los 3 CONSEJOS FUNDAMENTALES para reducir el consumo de AZÚCAR este verano

Vida Sana
Gettyimages/Peter Macdiarmid

El consumo de azúcar en España es excesivo. Por eso, el movimiento 'Realfooding' alerta a las personas sobre esta situación. Para solucionar esto, recogemos algunos consejos del manifiesto 'Por un consumo responsable de azúcar'. ¿Te atreves a convertirte en todo un 'realfooder' este verano?

Si quieres estar 100% sano, además de entrenar,es importante cuidar la alimentación. Para ayudarnos en esta tarea, nace el manifiesto 'Por un consumo responsable de azúcar'. La empresa de salud DKV y el nutricionista Carlos Ríos, creador del movimiento 'Realfooding', nos dan consejos para que el 'Realfooding' no se nos vaya de las manos este verano.

La situación es esta. El consumo medio diario de azúcar en España es de casi 72 gramos. Esta cantidad es más del doble de la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Todos sabemos que en verano comemos fuera mucho más que el resto del año. Admitámoslo: los helados, granizados, batidos, smoothies… pasan a formar parte de nuestro día a día en la playa o la piscina. Como los convertimos en alimentos habituales, consumimos más azúcar sin darnos cuenta.

Por eso, creemos que Carlos Ríos ha sido muy oportuno con la creación de su movimiento 'Realfooding' ahora. Aunque sus consejos nos vienen genial para todo el año. En su web explica:

"El Realfooding es un estilo de vida basado en comer comida real y evitar los ultraprocesados. Es un movimiento que defiende el derecho a una alimentación saludable para la población. Es una revolución que lucha con conocimiento y conciencia contra el lado oscuro de la industria alimentaria".

Tomar frutas, verduras y hortalizas

Primero, tenemos que saber que los azúcares intrínsecos son beneficiosos para la salud. Estos son aquellos presentes en los alimentos frescos y sin procesar, sin ingredientes añadidos. Por supuesto, nos vienen a la cabeza las verduras, frutas, hortalizas, legumbres… Lo ideal es tomar estos alimentos en su forma más natural.

Getty Images/Robert Cianflone

Beber mucha agua

Por muy obvio que parezca, el agua es la mejor bebida para hidratarnos. Por eso, esta es la bebida más recomendable en verano. Si eres de los que prefieren algo más 'tasty', también puedes tomar té frío. Eso sí, es mejor dejar a un lado los tintos de verano o las cervezas.

Cocinar unx mismx

El último tip es cocinar tus propios alimentos. Hay personas que no tienen tiempo para esto. En ese caso, fijarnos en el etiquetado nutricional de los productos que consumimos es lo más adecuado. La mejor opción, dentro de lo "malo" son los procesados que contienen entre dos y cinco ingredientes, no más. Esos productos suelen llevar una cantidad reducida (menor o igual al 10%) de azúcares añadidos, aceites o harinas refinadas.

Las empresas deberían dejar los intereses económicos a un lado cuando se trata de la salud de la personas. En eso, nutricionistas y periodistas estamos de acuerdo. Lo ideal sería que estas estuvieran concienciadas con la salud de la población... Eso es importante porque el bienestar de todos está en juego.

Las enfermedades más comunes entre la población española están relacionadas con el modo de vida que llevan y esto no es casualidad. Los hábitos alimentarios influencian nuestro bienestar más de lo que creemos. Tener una buena salud física y mental es sinónimo de felicidad. Este verano vamos a pasarlo bien y viajar, sí. Pero, a la vez, vamos a cuidarnos.

Que estés en la playa o la piscina tirada no significa que no puedas hacer un poco de ejercicio y cuidar tu alimentación. Con estos trucos que nos dan dos profesionales del fitness y la nutrición conseguirás comer sano y hacer deporte para mantener tu rutina healthy con poco esfuerzo. ¡Toma nota, querida!


A medida que aumenta la temperatura, mantenerse adecuadamente hidratado durante tu entrenamiento es cada vez más importante. Hablamos con una fisióloga del ejercicio y nutricionista para que nos dé algunos consejos sobre cómo hidratarte correctamente cuando haces ejercicio... incluso en los días más calurosos.