CERRAR
MENÚCERRAR

BEBE REXHA, cantante: "A veces me encuentro en situaciones en las que estoy triste porque sí"

Música
Foto: Ramona Rosales

La cantante y compositora Bebe Rexha nos habla de 'Expectations', su nuevo disco, y su tendencia a la melancolía, así como sus episodios más 'bruja' y el hecho de que cree firmemente en el horóscopo.

Bebe Rexha ha hablado abiertamente sobre su sexualidad, que rechaza cualquier binarismo: "Si quiero besar a alguien, le beso. No me importa quién sea. Me importan las energías". Es una mujer que no teme 'meterse en charcos'. De hecho, saldar cuentas con el pasado parece un tema dominante para Bebe Rexha, con la que hablamos de su nuevo disco. Desde el áspero Ferrari que abre Expectations, que va de admitir que has perseguido 'subidones' vacíos, hasta el himno I'm a mess, en el que cita a un terapeuta, pasando por el jazzístico Don't get any closer, una oda a los muros que pone en torno a sí la cantante, el álbum es la banda sonora perfecta para cualquiera que esté pasando por una regresión de Saturno, esté intentando mantenerse sobrio, empezando una terapia o algún momento similar. Pero Rexha rechaza cualquier sugerencia de que se encuentre en medio de una crisis.

"Al contrario, siempre soy así", explica. "Siempre, siempre, siempre. Pienso demasiado. Nunca puedo escribir una canción que diga 'Estoy aquí, relajándome en el sofá'".

No es que la gente se ponga a escuchar pop para ver reflejada su realidad en chándal. Al contrario, si estamos en un momento bajo, acudimos a Bebe y a la gente como ella para que nos den una esperanza de que no nos vamos a quedar ahí siempre, de que tal vez no seamos solo un saco de tristeza varado en el océano de la vida. En vez de eso, tal vez podamos ser glamourosos mientras nos entregamos a la fiesta de la autocompasión, quizá nos esté esperando un Ferrari después de la fiesta, y estamos a solo un acelerón de volver al carril rápido. La melancolía todavía está ahí, simplemente le hemos dado brillo.

A pesar de que a Bebe le gusta un poco de angustia en su arte, nos cuenta: "Mi madre lo odia... Se pone en plan '¿Puedes simplemente escribir una canción feliz?' Y yo estoy como: 'Venga'. Lo intenté. Fui a una fiesta, un evento de la industria, y tenía ansiedad y estaba como, bueno, trata de mantener la calma. Y no pude hacerlo. Estaba nerviosa, ¿sabes? Y ahora la primera línea de la canción es: "Escribí una canción feliz y traté de cantarla, pero estaba fingiendo, estaba fingiendo ". Explica: "Toda la canción era sobre mí tratando de ser feliz y luego diciendo: '¡Deja que me sumerja en esta tristeza y baile ahora mismo!'. Es divertida. Mi canción es sarcástica. Hay sarcasmo en todo esto".

Es cierto, y el sarcasmo es un elemento de la intimidad de BFF que se detecta en su música, similar a la forma en que los amigos nos quejamos entre nosotros de nuestras vidas, cada uno de nosotros esperando nuestro turno para interpretar a la drama queen, sabiendo que casi siempre estamos bien, pero que necesitamos desahogarnos de las decepciones y los dolores de cabeza, las frustraciones y añoranzas, tomándolas en serio pero no demasiado en serio, siempre con ese toque de autodesprecio, de sarcasmo.

bebe rexha  depresion Foto: Ramona Rosales

A Bebe Rexha no le gustan las citas

Pero escucha: si estás leyendo esto y pensando, yo sabría totalmente como equilibrar el yin del yang de Bebe, sería una buena almohada para que su pared se cayera sobre mí cuando llegase a casa después de un día siendo una diosa de la música. Le frotaría los pies mientras toma Byrek salado y Qofte carbonizado y trilece dulce. Porque no solo googlearías 'delicias albanesas', sino que también irías a clases de cocina albanesa para poder alimentarla con la comida de su gente y que se sintiera verdaderamente amada y tenida en consideración. Si estas pensando en todas estas cosas, si te sientes listo o lista para amar a una dama dura con un alma tierna y artística, aquí tienes un consejo específico de Bebe: no quiere tener citas.

"Me pasa una cosa rara", dice. "Los chicos tratan de invitarme a citas, y a mí no me gustan las citas. No me gusta tener un momento tan íntimo con tanta gente mirando. Soy esa persona [que] cuando va a un restaurante y alguien está en una cita... ¡Dios mío! ¡Soy una cotilla! Empiezo a decirle a todo el que esté conmigo en la mesa: 'No se gustan, ella se ha ido al baño'".
"Tuve una cita una vez con un chico", continúa, "y yo pensé: '¿Podemos simplemente hacernos unas scratch offs?'".

Scratch offs, para aquellos que no seáis adictos al pensamiento mágico de los juegos de suerte, son esas pequeñas tarjetas de lotería que se compra en el Seven Eleven y se rasca con monedas, creando un polvito gris que mancha tus manos y, a veces, se traduce en la ganancia de dinero real. "Los scratch offs son mi cosa favorita", se entusiasma Bebe. "Es todo lo que hago, me encanta". Más información privilegiada especial sobre Bebe: Adora el perfume y compra una botella cada vez que vuela en cualquier lugar, a menudo basando su selección sobre las cualidades estéticas de la botella. Y, si alguna vez necesitas un poco de chili picante de Tajin en polvo, ya sea para para tu sandía o tu Bloody Mary, generalmente lleva una pequeña coctelera en su interior bolso.

Bebe Rexha, ¿empática o... bruja?

Hay algo tan elementalmente dulce en una persona que compra perfumes solo por el bote o que lleva su especia favorita en el bolso, y todo eso me hizo hacer la pregunta que había sido construyendo cuando conocí a Bebe Rexha, escuché sus poderosas canciones, me cautivó su voluntad de alzar la voz y salir del armario como una girl kisser, y luego responder con cuidado cuando otras (más habituales) besadoras de chicas le llaman la atención. La pregunta llegó a su crescendo cuando nos sentamos juntas esa noche de niebla en Malibú y habló tan abiertamente sobre ella misma y sus luchas internas: ¿Qué hace Bebe Rexha para protegerse?

La pregunta la dejó en silencio por un momento. "No lo sé", contestó, y luego siguió: "No lo sé. Por eso siento que soy tan abierta al mundo todo el tiempo. A veces me encuentro en situaciones en las que estoy triste porque sí. Ha habido muchos momentos un tanto creepy, en los que he podido leer a la gente. Con una conversación con ellos, lo sé todo ". Ella, una empática natural, me contó una historia acerca de cómo captó la vibración de un hombre que trabaja en una panadería.

Un simple "¿estás bien?" provocó que el hombre saliera a abrazarla, sollozando. Su madre acababa de morir. "Él no parecía triste", recuerda," pero su energía era muy pesada. Es una locura. Solo siento cosas". Otra historia involucra a un budista que le agarró por el brazo durante un masaje ("Soy estaba en plan '¡eh, eh, eh, tío!'") para decirle que en una vida pasada había renunciado a todo para vivir en una iglesia y ayudar a las personas sin hogar. En esta vida, dijo, tendría que esperar tres años para que el éxito llegara. Eso fue hace unos cuatro años.

"¿No es todo súper loco?", dice. "¿Por qué siempre me pasan estas cosas? Mierda muy loca". Le sugiero que podría ser bruja. "Tal vez lo soy", se encoge de hombros, pensativa. Después de todo, en Europa del Este hay mucho rollo con la magia. "¿Estás bromeando?", me miró, con los ojos abiertos aún más abiertos."Sí".

Mientras estamos con el tema 'brujería', es importante, para comprender completamente a Bebe Rexha, saber que es Virgo. El signo más trabajador del zodiaco, pensadores excesivos, ansiosos, generosos, ayudantes, los que aman estar al servicio de los demás. "Somos muy intensos", añade Bebe, quien, por cierto, cree completamente en todo esto del zodiaco. Su hermano y su padre son tranquilos y reservados Cáncer, mientras que ella y su madre son ambiciosos Virgo. "Somos perfeccionistas", continúa. "Críticos, pero muy cariñosos. Duros por fuera, pero creo que muy blandos por dentro. Muy sensibles. Muy sensibles."

bebe rexha expectations Foto: Ramona Rosales

Bebe Rexha aún no tiene tatuajes, pero este será el primero

Mama Rexha se llama Bukurije. "Significa que eres hermosa; como, 'Eres hermosa'. 'Bukur' significa 'hermosa' e "ije" significa 'tú eres'". Bebe está a punto de hacerse un tatuaje, el primero, con el encantador nombre de su madre dentro de un corazón en algún lugar de su cuerpo. Intentó hacérselo en la grabación de un vídeo, hace poco, pero su equipo no la dejó.

"Estaba de humor", dijo. "Yo estaba como, '¡Sólo quiero hacerme un jodido tatuaje!'. Me quitaron la idea". Cedió entonces, pero piensa que las ganas volverán pronto, y grabará 'Bukurije', con su poderoso doble significado, en su cuerpo. "Mi madre y yo, moriríamos la una por la otra, ¿sabes? Somos una especie de núcleo duro cuando estamos cerca. La amo más que a nada".

Y pensando en cómo su madre una vez ahorró y pidió prestado para ayudar a Bebe a pasar unas horas en el estudio de grabación, porque quería que el mundo supiera de su talento, su fuerza, a Mama Rexha debe volarle la cabeza ver el asombroso éxito que ha tenido su hija como compositora y ahora como estrella del pop en toda regla.

"Creo que todos estamos un poco sorprendidos", dice Bebe. "Porque esto no es normal. Es una locura,y es como '¿cuándo terminará?' Estamos un poco como..." chasquea los dedos en el aire. "Te despertarás, y todo habrá terminado".

Pero, qué va. La capacidad de Bebe para escribir hits para ella y para otros, el timbre rico y hasta lujurioso de su voz, sus ganas de innovar y perseguir la próxima inspiración, su agallas y su ética de trabajo la mantendrá en el juego mientras el juego continúe.

Pero antes de que Bebe pueda seguir con el juego, necesita descansar un poco. Uno de sus managers apareció para pedirme que fuese terminando. Me estrujé el cerebro para hacer preguntas de última hora: ¿La persona que más le ha gustado conocer? Katy Perry, que le enseñó a Bebe, traumatizada por la experiencia agotadora de The Warped Tour, que las giras también pueden ser disfrutables. ¿El lugar que más le gusta visitar? Finlandia, por la carne y el queso. Recogí mis cosas y me preparé para enfrentarme a la noche brumosa de Malibú. Pero Bebe no se movió de su posición acurrucada. "Estoy cansada", dijo, finalmente. "No quiero levantarme".


Contenido publicado originalmente por Michelle Tea en NYLON US
Traducción: Laura Caso
True