CERRAR
MENÚCERRAR

Billie Eilish, Snail Mail, Clairo, Girl In Red… La nueva música indie ahora la hacen las chicas de la Generación Z

Música

Artistas muy jóvenes son ahora las máximas exponentes de la música indie anglosajona, a través de la que expresan abiertamente su orientación sexual y sus opiniones... Bienvenidos al New Normal de la Generación Z.

Billie Eilish, Snail Mail, Clairo, Girl In Red… ¿Los 18 son los nuevos 30? Las últimas tendencias en la música anglosajona dicen que sí. El nuevo indie ahora lo hacen chicas de instituto, artistas muy jóvenes que expresan abiertamente su orientación sexual y sus opiniones a la hora de tocar, producir y triunfar como artistas. Hablamos con cuatro artistas nacionales sobre cómo está cambiando el panorama musical gracias a estos referentes y a ellas mismas.

"Nunca me había sentido así. Tuve que salirme en mitad del turno para romper a llorar", cuenta Lindsay Jordan acerca del momento en el que compuso Heat Wave para el primer álbum de su banda, Snail Mail, que ya forma parte de un exitosa ola de intérpretes muy jóvenes, en su mayoría autodidactas y abiertamente homosexuales. Jordan toca la guitarra desde los cinco años y, diez después ya estaba sobre los escenarios de algunos de los bares de Ellicot City, ciudad donde vive a las afueras de Baltimore.

Con 16 sacó su primer EP, Habits, y con 18 dio a conocerse al mercado mundial. Definitivamente no es la vida normal de la mayoría de las adolescentes. Melodías "meditativas" y letras "cristalinas" son algunos de los adjetivos que se han usado para definir su disco de debut que, tomando conciencia sobre sus inicios punk, presenta nueve ejemplos de perfecto dreampop y 'sad indie' en su máxima expresión. ¿Algo está cambiando realmente en la industria de la música?

"Esta oleada de jóvenes mujeres que han tomado las riendas de la música me llena de orgullo y satisfacción, con ligera envidia super sana pensando "mierda, ¿por qué no se me ha ocurrido esto a nosotras antes?", dice Elena Heilei, cantante y guitarrista de Blue Deers. Ella se declara totalmente fan de la Billie Eilish : "Desde el primer momento me voló la cabeza y no pude evitar investigar más allá hasta topar con entrevistas y todo tipo de material al alcance con el que poder descubrir a esta artistaza. Podríamos compararla a grandes rasgos con los grandes personajes de la farándula… Pero es que no es ningún personaje. Es verdad y honestidad puestas en bandeja en un cuerpo y mente de 17 años."


Eilish es de California y debutó en 2017, con solo 15 años. Entonces Apple Music la eligió 'Up Next Artist' (próximo artista que lo va a petar). El resto es historia: desde su doble sold out en Madrid y Barcelona hasta su próxima colaboración con Rosalía, por poner algún ejemplo. Su último vídeo, Bury A Friend, tiene más de 98 millones de reproducciones en Youtube.

Hannah G. Plum; baterista en Homegirl y fan de Girl in Red (entre otras), tiene muy claro el poder de estas nuevas artistas: "Si quieres hacer algo, hazlo tú misma. En mi opinión no tienes que ser una virtuosa o tener un conocimiento musical superior. Simplemente tienes que tener las ganas de hacerlo y la fuerza suficiente como para intentarlo hasta que te salga", explica. "Por eso admiro muchísimo a artistas como Clairo o Girl in Red. Con 16 años yo me quejaba de todas las cosas que creía que no podía hacer y ellas ya las estaban haciendo y punto, las admiro muchísimo por eso. También a Billie Eilish por ejemplo, y a otras tantas chicas aquí en España que se parten el lomo trabajando en cosas muy guays. Creo que es un momento genial para expresarse y que hay que dar todo para hacerlo."


Por su parte, Silvia Jungle, bajista de Hoax Fellows y también seguidora de Eilish nota un cambio en la dialéctica musical, también iniciado por mujeres intérpretes: "Creo que ya es hora de que se hable de las cosas como son; sin miedo, sin prejuicios ni tapujos. Cada uno habla en sus canciones de lo que quiere y cada uno escucha lo que quiere", comenta. "También era hora de que los festivales se hayan puesto las pilas… Sí, yo soy muy fan de The Strokes o Arctic Monkeys, pero ya tocaba que empezaran a contar con gente nueva que aporte algo al panorama", sentencia.

Este año el Primavera Sound ha tomado la delantera con un cartel, por primera vez en España exactamente paritario, el denominado New Normal. Otros festivales, como el madrileño Tomavistas o el levantino Low, cuentan con una cuota elevada de presencia femenina en su cartel desde hace varias ediciones.

"Por suerte está habiendo un cambio sí", comenta al respecto Hannah G., "hay chicas que hablan de chicas en sus letras, odas al poliamor, los chicos, las chicas, los maniquís... Hay mensajes que siempre han existido, pero afortunadamente lo que antes se ocultaba ahora se puede cantar tal como se siente", declara. "Políticamente creo que también se nota, aunque este es un tema delicado porque literalmente hay gente que está en la cárcel por una canción. El otro día escuché una canción en la radio, era de Zahara. De repente, entre línea y línea se postulaba claramente en contra de los vientres de alquiler. Me parece genial que las canciones tengan mensaje político sin ser necesariamente una canción protesta. Al final tu orientación sexual, tu ideología, es algo que probablemente esté intrínseco en tus letras".

Buena parte de esta libertad surge también desde los referentes, que muchas ocasiones son masculinos desde la base de la educación. Para Silvia Jungle, sus referentes siempre han venido de la psicodelia y el rock más puro. "Bandas como Black Angels, Sugar Candy Mountain, Death Rabbits, y también Nick Cave, Led Zeppelin…" Aunque personalmente, Silvia ha tenido la suerte de crecer con iconos femeninos; "mi padre es un gran melómano y en mi casa siempre se ha escuchado música de todo tipo. Recuerdo a Carole King, y las canciones de Blondie, también la voz de Grace Slick de Jefferson Airplane y por supuesto a Jannis Joplin." A la hora de trasladar esto ha su sonido actual como banda "ha sido una mezcla de todo. Supongo que queríamos soñar como nuestros máximos referentes pero somos lo que somos.", comenta. De Billie Eilish admira su fuerza, "en sus letras y en su música, cómo lo transmite. También me flipa su estética".

Erica Romero, cantante y guitarrista de Terry Vs. Tori, Martes Niebla y Escuelas Pías, se "enamoró" de Snail Mail gracias a "su capacidad para escribir preciosos himnos adolescentes con los que empatizaría cualquier persona de cualquier edad, para gritar a pleno pulmón cuando te acaban de romper el corazón", explica. "Y si no lo han hecho, te dan ganas de que lo hagan." A nivel referencial, confiesa que la de Minnesota le ha inspirado para buscar "ese estribillo repetitivo y desgarrador"; "en general, es una inspiración como persona. Ojalá hubiese tenido referentes así cuando era adolescente y lesbiana aún oculta."

Como Hannah G. y el resto de sus compañeras entrevistadas, piensa que el cambio en España es tangible aunque "no sé si a la misma velocidad que la internacional", puntualiza. "También era hora ya. De política se ha hablado siempre en la música, creo que a veces incluso más que ahora, pero la orientación sexual se mencionaba antes casi solo en letras de tipo reivindicativas", comenta. "Ahora por fin encontramos cada vez más letras que no cambian el género de la persona sobre la que hablan para parecer heterosexuales (un ejemplo nacional son las letras de Cariño) y parece se está normalizando poco a poco."

Clairo - Pretty Girl www.youtube.com

¿Ha ayudado Youtube a este fenómeno? Si Lana Del Rey fue uno de los primeros ejemplos DIY en la red, Clairo es parte de este grupo de estrellas teens ya no descubiertas por internet, sino autopresentadas al mundo en esta plataforma. Las artistas y las nuevas bandas están ahora mucho más formadas, con una imagen y una dirección muy definida desde el inicio. Silvia Jungle, a quien de Clairo le gusta especialmente el tema 4ever, cree que Youtube sigue siendo clave para la música hoy en día. "El formato audiovisual está pegando fuerte y tiene muchísima importancia hoy en día", aprecia. "Igual luego el disco te lo trillas en Spoti, pero el vídeo tiene que estar en YouTube."

Spotify, Tidal y otras plataformas de reproducción online son claves para bandas que empiezan. Ya que en muchos casos constituye su carta de presentación en cuanto a discografía, estilos, artistas relacionados, info sobre el artista e incluso conciertos cercanos, como una Wikipedia de la música. Para la gran mayoría de la última generación, se trata del único formato en el que consumen música.

"Personalmente consumo muchísimo menos YouTube que hace unos años. La mayoría de la música la escucho a través de Spotify", apunta Hannah G. "Antes te escuchabas un disco subido a YouTube con una foto de cover 'marronera', pero ahora te lo pones en Spotify." ¿Eso quiere decir que el resto de formatos están abocados a desaparecer? "Youtube sigue estando genial para ver videoclips, porque entras en el bucle de las recomendaciones y no sales", comenta. "Respecto a los videos caseros, es algo que siempre me ha flipado de YouTube porque siento que es algo que ahora se hace menos, igual me equivoco, pero ojalá hubiera más vídeos así."

Además, todas estas artistas no se deben a su imagen como cabría esperar por el simple lastre en la música y el espectáculo que es ser mujer y joven, sino íntegramente a su música. Y, de entrada, así es más fácil sentirse identificado/a que subida a unos tacones de 20 centímetros. Para muchas de estas artistas, no solo su imagen sino su edad y su género pueden ser una excusa para la discriminación en una industria global donde el último estudio de la Universidad del Sur de California señalaba una brecha mayor en los últimos seis años que en Hollywood. "A nosotras no no nos gusta que nos denominen 'banda de chicas'. Que lo somos, pero, joder…", expresa Silvia J.

El otro vínculo que comparten estas nuevas estrellas del indie es que controlan, supervisan o directamente se encargan de la producción de sus temas. Un ámbito en el que tradicionalmente ser mujer o simplemente joven han jugado en contra de las artistas. Sumado a la escasez de figuras femeninas en el sector de la producción técnica y (cada vez menos) audiovisual, casi siempre cuentan con el apoyo de figuras de confianza fuera del círculo de las multis, como ocurre aquí.

"Creo que cualquier proyecto en el que la banda esté involucrada y quiera que sea suyo, al igual que "su sonido", debe involucrarse en la producción y en cada una de las etapas a la hora de hacer un disco o EP", opina Silvia de Hoax Fellows. "Nosotras lo hemos hecho (nos ha grabado y producido Martín Muñoz, bajo XYX records) y estamos súper contentas con el resultado del EP".

Una gira por EEUU, otra en Europa y una internacional después, Snail Mail ya no duda de sí misma. Ahora deja ensimismado a medio mundo y no necesita excusas para vender discos. "You're always coming back a little older / but it looks alright on you".