CERRAR
MENÚCERRAR

La importancia de ser un icono

Música
FOTO: ALBERT MULLOR

En estos últimos meses no he parado de hablar de nuestra hermana estadounidense en multitud de ocasiones. Siempre dando a cada uno de mis argumentos la simbología y el iconismo de sus portadas a lo largo de estos últimos veinte años. Kristen Stewart, Sienna Miller, Kirsten Dunst o Lana del Rey han sido los ejemplos más notables que han figurado entre sus páginas.

Como no podía ser de otro modo, Nylon Spain nació teniendo claro que quería dar lo mejor de sí misma. Creando a sus propios iconos y rescatando del baúl de los recuerdos a otros que cayeron en el olvido. Tras esta premisa previa y después de haber saboreado la felicidad con la primera portada de Anna Castillo, teníamos unas altas expectativas que cubrir.

Nuestras cabezas estaban a punto de estallar. Era la segunda portada y no teníamos muy claro cuál sería el concepto. Estuvimos largas horas debatiendo que queríamos trasladar a nuestros lectores y de qué manera queríamos lograr que se entendiese lo que es la "Generación Nylon". Una que pretende romper los esquemas sociales y crear un nuevo modo de ver el universo. Dos preguntas estaban en el aire: ¿Quiénes habían sido nuestros iconos? ¿Cómo queríamos escenificar a la nueva generación?

La respuesta estaba clara: Las chicas picantes. Las diosas de los 90. El significado de la palabra icono cobraba sentido con la girl band que cambió los estereotipos hasta entonces conocidos. Unas mujeres con un carisma propio de seres sacados de la literatura antigua. Cinco individuos capaces de hacer vibrar cientos de estadios a golpe de su "If you wanna be my lover, you gotta get with my friends". Tal fue la estrella que iluminaba a estas british girls que a día de hoy perduran en la memoria de aquellos quinceañeros de 1996. Porque la realidad se hizo mito.

Pero no queríamos ser tan obvios. En un ataque de vanidad, nos sentimos como Simon Cowell en X Factor y decidimos recrear lo que nadie había sido capaz. En un abrir y cerrar de ojos habíamos hecho magia con Bely Basarte, Paula Usero, Mary Ruiz, María Valero y Belinda Washington. Hubo un silencio sepulcral en el estudio de Lorenzo Castillo cuando el flash resonó en las paredes del imponente salón. Habían emergido del submundo las versiones españolas de Mel C, Emma Bunton, Mel B, Victoria Adams y Gery Halliwell. La "Generación Nylon" había cobrado forma. Cinco voces con ganas de alzar la voz. Cuatro nuevos iconos de 2019 y uno que resurgía cuan ave fénix.

True