CERRAR
MENÚCERRAR

¿Qué hay de nuevo, CLUBBING? Analizamos la nueva escena de la MÚSICA URBANA como cultura de club

Música
@jonfernandezphoto

¿Es el trap el favorito de las pistas de baile? Hablamos con salas, sesiones itinerantes y marcas de referencia en cuatro ciudades españolas para ver cómo la música urbana ha cambiado las reglas de la programación nocturna.

Mucho se habla del trap y las nuevas referencias de música urbana en los festivales últimamente... Pero, ¿qué pasa con los clubs? Hablamos con salas, sesiones itinerantes y marcas de referencia en cuatro ciudades españolas para ver cómo han cambiado las reglas de la programación nocturna y si manda la demanda sobre la oferta, o viceversa.

Este Primavera Sound ha sido el festival de la Generación Z. Lo que se ha traducido en un cartel que apuesta por la paridad entre mujeres y hombres que hacen la música más ecléctica vista hasta ahora en este evento. Y, además, dando cabida en los escenarios más importantes tanto a los artistas independientes como a los más comerciales del panorama musical actual.


MADRID

David Arroyo, uno de los socios fundadores de Costa Social Club, opina que la escena está cambiando en Madrid. "Antes se llevaban las salas macro-discotecas y ahora cada vez gusta más ir al sitio donde sabes que vas a estar con la gente de tu ambiente y con tu música, sin estar masificado". "Por otro lado, creo que también surge un cambio generacional entre los dueños de los clubes, los promotores, PRs etc, que está permitiendo dar un salto más allá de lo 'casposo' que se veía en Madrid a una visión mucho más internacional", comenta.

En ese sentido, Costa Social Club aporta ese cambio generacional, aunando moda y música. "Creo que Costa no solo es un club, sino un movimiento cultural de gente joven que apoyamos el arte, la música de calidad emergente, la moda... Que cada uno pueda venir como le de la gana sin juzgar a nadie, a pasárselo bien y bailar", explica.

¿Sus mayores éxitos coinciden con la tendencia de la música urbana o más pop? "Más bien por apostar por gente que crece igual que lo hacemos nosotros. Un ejemplo: programar a gente de fuera de España que no es mainstream pero sí que tiene algo que aportar, como el dj set de Moriba Kone, fundador de la marca de moda Applecore. En Madrid no lo conocía nadie y aun así fue todo un éxito y al público le encantó". Apostar para ganar, también con el cliente: "Algo que hablamos con todo el equipo de hostelería desde que abrimos fue que el trato con el cliente fuese todo lo cercano posible. Al final, la gente se siente como en casa, los relaciones se meten en la barra a poner chupitos a sus amigos o te encuentras gente que va sola pero ya se conoce con el resto de gente que viene habitualmente... Creo que esos son dos factores realmente diferenciadores para poder tener éxito; el trato con la gente que viene a disfrutar contigo de la fiesta y el apostar por un movimiento cultural y, al final, un cambio generacional".

nuevo clubbing musica urbana madrid 3 costello Jazzz colective @ jazz collective

Willy Naves, programador de la Sala Costello, observa una creciente influencia de las nuevas músicas urbanas como el trap, especialmente en la capital. Desde la madrileña sala, aunque más centrados en el indie rock, también se han adaptado a esta demanda con dos nuevas sesiones en esta línea: "Blasé y Jazzz Collective, ambas centrándose en las nuevas tendencias de electrónica y musical urbanas", comenta Naves.

@ Jackwasfaster

Para Manu Cachero, productor y dj con Jackwasfaster, lo que más destaca es el crecimiento de la oferta en la ciudad. Mucho campo que trabajar y un buen horizonte: "Hay un montón de colectivos montando fiestas con propuestas arriesgadas y de calidad; últimamente me han sorprendido Possible Others y Undermad, que siempre tienen cosas muy interesantes". Destaca la programación nocturna de la sala El Sol ("El año pasado la sesión de Iván Smile fue la que más me gustó"). Y, en cuanto a continuidad, Javi Redondo en Ballesta Club, "que está contribuyendo a un sonido que empezó con las fiestas de Sport en Charada y que tiene un poco un sello de identidad asociado dentro de la multitud de propuestas en la ciudad."

Aunque destaca mucho la cantidad de propuestas que hay, Cachero ve dificultad a la hora de llegar al consumidor: "También creo que el público está algo atomizado, en cuanto a qué asistir; es decir: aunque haya eventos más masivos como Paraíso o los que puede organizar La Casa Encendida, también hay propuestas más pequeñas a las que parece difícil llegar" Esto se aplica a otros géneros más 'clásicos' de la noche como el techno y el house, que también están sufriendo una renovación. Pero si algo destaca en su opinión es la falta renovación a nivel de producción:"solo veo a productores que llevan haciendo música en esta última década, o bien porque no existen más o bien porque quizá no están encontrando un espacio donde desarrollarse".


¿Algún ejemplo reciente de nueva música urbana y trap que te haya sorprendido recientemente? "Colectivo Chica Gang lo está petando mucho, el ejemplo es la última Boiler Room."


BARCELONA

"Mi percepción es que en Barcelona la escena club es más cerrada y cuesta más acceder a ella si no eres local y estás muy metido en el rollo", comenta Lolo Aznar, responsable de Jagermusic. Se antojan varios los motivos de la diferencia con ciudades como Madrid o Sevilla: "Seguramente debido al turismo masivo y a la capitalización casi total de la madrugada que hacen macrodiscotecas como Apolo o Razz", comenta Aznar; "quitando LAUT y alguna excepción más, hay pocos clubes pequeños que son los que vertebran de verdad una escena". En cuanto a las nuevas propuestas, están más orientadas a los ritmos latinos, "como Fuego o La Cangri, que están enriqueciendo el panorama de baile".

Bea Peleacredit: Jagermusic

Por otro lado, las nuevas tendencias siempre han estado en el ADN de Jägermusic, incluyendo esta nueva demanda por los ritmos urbanos y el trap más de moda. "Estamos al tanto de las nuevas tendencias por nuestra conexión casi a diario con salas y festivales, los principales focos de la música en directo", explica el responsable de la división sonora de la marca. "Desde hace dos años contamos en el roster con artistas como One Path o Kaixo, y en 2019 hemos ido ampliando con otros como Bea Pelea, Deva o Goa", remarca.

Desde Espai Zowie, uno de los nuevos locales de moda en la ciudad condal, reafirman la dificultad de señalar una escena de clubbing como tal. "Nos parece que hay dos grandes macro discotecas que acaparan el gran público visitante de la ciudad, con programaciones de primera línea, pagando cachés fuera de mercado y bloqueando artistas para que no puedan tocar en los clubes pequeños. ¿Es eso una escena?", reflexionan. "Afortunadamente existen cada vez más clubs pequeños, como el nuestro, o como el mítico MOOG que se ha matenido fiel a sus principios, o como muchos otros que en los últimos años han surgido en la ciudad intentando democratizar el espacio clubbing", comenta Raúl López, responsable de la programación de la sala.

El problema en la mayoría de los casos suele ser la financiación. "Digamos que no han encontrado mucha ayuda por parte de las instituciones para sobrevivir ante los grandes", dice al respecto López. "En este sentido a nosotros el hecho de estar en el Distrito Cultural de L'Hospitalet nos ha ido muy bien en este sentido".

¿Y la programación? ¿Se ve resentida? "Intentamos llevar a cabo una estrategia 'long tale', aunque a veces nos permitimos alguna licencia. Pero sabemos lo que somos, un club pequeño que está arrancando", afirma López. "Intentamos sondear lo que sucede fuera, traer artistas emergentes que nos podemos permitir y que valoran el esfuerzo que supone; y tratarlos como si estuvieran en el mejor club del mundo, a los artistas y al público." En cuanto a las tendencias, afirman que hay que hilar fino porque "no siempre son lo que parecen". "Las redes son un arma de doble filo; democratizan y crean percepciones falsas de la realidad a la vez", explica López. "Nuestros mayores éxitos de aforo se han producido tanto por mera tendencia como por la calidad de las propuestas... Al final las cosas siempre valen lo que el publico esta dispuesto a pagar por ellas", sentencia.

"Algunos artistas con cierta visión de futuro siguen apostando por los clubs pequeños sin doblarse a los bloqueos de las grandes salas", afirman desde Espai Zowie. "En resumen: la electrónica, en todas sus vertientes, acabará volviendo de los parques temáticos a los clubs, por naturaleza cíclica."

SEVILLA

En la ciudad hispalense, el cambio se nota especialmente no solo en el aumento de salas, sino en el de colectivos diversos y espacios ya existentes que amplían su programación a nuevos sonidos. La Sala X, que se mantiene como una de las más vanguardistas en cuanto a programación, mantiene una conexión muy estrecha con el clubbing de Sevilla como espacio de referencia abierto a distintos estilos y, sobre todo, colectivos que organizan fiestas y eventos. "La escena clubbing en Sevilla siempre ha tenido relevancia acorde al tamaño de la ciudad, pero sí que es cierto que de un par de años para acá se nota que ha habido un crecimiento", comenta Javier Conde-Duque, programador habitual de la capital andaluza y colaborador de la Sala X. Entre todas las propuestas, cabe destacar Prisma como sala de referencia en la electrónica.

Evil Nine en Prisma

Según Conde-Duque, el éxito reside en que "funciona con un banco de tiempo en el que colaboran bastantes socios para mantener el proyecto adelante, trayendo artistas relevantes sin tener en cuenta el beneficio económico como prioridad". "En cuanto a colectivo de electrónica señalaría Breaking Bass, que aglutina a varios artistas y colaboraciones entorno a un sello discográfico, otro ejemplo de colectivo donde los beneficios se usan para poder seguir produciendo más música y eventos en vez de repartirlo entre los socios", explica el programador.

Las Gatas es otra sesión famosa desde que surgiera hace un par de años en la propia sala X. ¿Lo transgresor? "Que montan fiestas de reggaeton siguiendo un protocolo de actuación en caso de agresiones machistas, creando un espacio de desinhibición, seguro y abierto, lo cual permite a mucha gente acceder a este tipo de fiestas sin sentirse incomodo/a".

No obstante, el regaetton sigue siendo la vertiente más exitosa en la ola de esta nueva programación. "Básicamente porque es un estilo que lleva mucho tiempo en el mainstream, llegando a más gente", comenta Conde-Duque, "y que aunque ahora haya fiestas alternativas donde es lo que más suena, éstas siguen siendo espacios con cabida para todo el público, no solo la escena de la escena underground".

BILBAO

Antes en la sala Shake! y ahora en la High, el Club Encarta se ha convertido casi de forma aislada en un proyecto de referencia en la música urbana, apostadando por propuestas tan arriesgadas como Cecilio g o Bad Gyal en la capital euskaldún. Jon Hervás, programador de la Shake! y, actualmente, del festival Unisound (otro de los estandartes de la homogeneización de estilos en la ciudad), habla de una propuesta "urbana pero friendly". Esto es, "nada de machirulos ni machismo en las letras" como objetivo del festival gratuito que se celebra el primer fin de semana de abril en Bilbao.

En su última edición, nombres como Albany, Bea Pelea o Cariño llenaron las salas de la ciudad, algo que entrada mediante, se antoja complicado de llevar a cabo.

La granadina Albany

Quizá la edad del público objetivo y su poder adquisitivo tenga algo que ver, pero lo cierto es que (como en los festivales) no en todas las ciudades la música urbana ha desbancado del todo al rock o al techno como estilos instaurados en las pistas de baile.

También los propios espacios condicionan también esta tendencia proporcionalmente, "aunque algunos artistas con cierta visión de futuro siguen apostando por los clubs pequeños sin doblarse a los bloqueos de las grandes salas", como comentan desde Espai Zowie. ¿Cuál es entonces el veredicto sobre la convergencia de las nuevas tendencias en el clubbing actual? "En resumen: la electrónica, en todas sus vertientes, acabará volviendo de los parques temáticos a los clubs, por naturaleza cíclica".

Seguiremos informando...