CERRAR
MENÚCERRAR

LA MALDITA RADIO y otros podcast musicales que hablan a la Generación NYLON

Música

Contenido 24 horas, streamings en directo y una programación bajo demanda 100% millennial son las claves del éxito de los podcast musicales en nuestro país. Charlamos con los creadores de uno de los líderes del formato: La Maldita Radio

Que el formato online, ya sea en versión web o mediante app, ha sustituido nuestra forma de consumir radio no es nada nuevo. Los últimos estudios sitúan a España en el quinto lugar del ranking mundial en esta materia, gracias al que algunos señalan como el formato más adecuado en una era dominada por los contenidos bajo demanda al podcast.

Un 40% de población residente en España lo consume, frente a un 33% en EEEU y un 18% en Reino Unido. De la creciente demanda en el mundo anglosajón han surgido propuestas jóvenes, diferentes y frescas en cuanto a forma y contenido. Un ejemplo es Eat Sleep Work Repeat, un programa conducido por Bruce Daisley (El vicepresidente de Twitter en Europa) que se centra en la cultura del trabajo, desde emprendedores a asalariados, y el elemento que comparten todos ellos, como no tener tiempo de terminar un libro, la addición a las redes o la desigualdad de género en algunas empresas.

En el ámbito musical, muchas destacan por unir a la misma generación (o varias) dentro de una misma cultura. Es el caso de Song Explorer, un podcast bi-semanal de Los Ángeles donde artistas de varios géneros son invitados para hablar de su inspiración o de un estilo en un tema concreto. Kelela o Grimes han sido algunas de las más recientes invitadas.

Más centrado en la música dance y en la cultura de club, destaca el exitoso Couch Wisdom, antaño por capítulos académicos que ahora son parte de este podcast. Quizá influya que cuenten con colaboradores como el técnico de sonido de Arcade Fire o Leonard Cohen, además de Alex Tumay (Young Thug), entre sus filas.

Y el sueño de todo periodista musical se materializa en Talkhouse Podcast, un programa que enfrenta a invitados de este denostado género y a artistas para que surjan las preguntas más recónditas en forma de mash-up. Algunas que conviene checkear son las de Tori Amos y Shirley Manson, o Vic Mensa y Samuel T. Herring (el líder de Future Islands).

Con un tinte cada vez más DIY, en España hay una nueva propuesta que destaca sobre el humor de Nadie Sabe Nada o la música alternativa de Radio 3 Extra...

El equipo que dirige La Maldita Radio al completo

Creado por cuatro jóvenes vinculados al mundo de la música y el periodismo que han remodelado su salón para dar cabida a su sueño de hacer un podcast propio, La Maldita Radio es un proyecto tan fresco como sincero; un approach a la música de la mano de agitadores culturales del underground, periodistas musicales o jóvenes programadores que no te dejará indiferente.

Hablamos con uno de sus fundadores, Marco Costa, sobre la división generacional, la escena independiente nacional o el feminismo también en el periodismo.

¿Cuántas veces os han dicho eso de que los jóvenes no escuchan la radio?

Pues unas cuantas, aunque depende de cómo se mire. Emisoras como Los 40, o Ke Buena, tienen mucho público joven, porque tienen un espacio donde suena la música que les gusta. Pero si buscas salirte de lo estrictamente "comercial", ya sea dentro del mundo alternativo, lo urbano o la electrónica, no hay demasiadas opciones.

En vuestra parrilla hay programas de algunos colectivos significativos en el underground de Madrid, como Mad Girls o Stereolikes, una nueva propuesta del sello Subterfuge.

Claro, una de las ideas básicas con las que nació el proyecto era la de intentar agrupar a toda la gente joven de la ciudad que tuvieran algo que decir y darles un hueco para poder hacerlo. Hay muchas propuestas jóvenes de una calidad increíble por ahí y nos encantaría poder hacer algo en conjunto.


"El futuro de cualquier medio depende de su capacidad para renovarse"


Vuestro estilo es muy musical y vuestra filosofía, DIY. ¿Creéis que falta música y sangre nueva en algunos programas de la parrilla generalista?

Sin duda, y tampoco renegamos de todo. Pero es cierto que no se escuchan voces jóvenes y no tiene sentido; el futuro de cualquier medio depende de su capacidad para renovarse. Siempre debe haber hueco para la experiencia, pero a veces cuesta identificarse con locutores y locutoras que nos doblan o triplican la edad y hablan de artistas con los que no conectan en absoluto.

Eduardo Martínez, del programa Stereolikes.

También está que el público mayoritario consume podcast o directamente, reproduce playlists. Para vosotros, ¿cuál es el extra de vuestra programación?

Pues es esa renovación de la que hablamos. La música está siempre ahÍ, la puedes buscar cuando quieras, pero al final es tener a alguien que podría ser colega tuyo hablándote y descubriéndote cosas que de otra manera igual ni conocías, en una plataforma que apoya y promueve este contenido más allá de la individualidad que puede suponer un podcast.

Tenéis casi la mitad de programas hecho por mujeres que por hombres. Desde vuestra posición, ¿veis un cambio generacional? ¿Llegará un día en el que no tengamos que preguntar por esto?

Para nosotros es algo natural y creemos que es lo lógico. Quizás sí que sea generacional, aunque en nuestro caso, el proceso de selección de programas ha sido muy de ir al grano y casi todas las propuestas interesantes que nos llegaron las aceptamos.

También ejercéis de djs y hacéis streamings de muchos de los conciertos de la capital, algo ideal para el público que viva en otras ciudades incluso para profesionales de la industria musical. ¿Cómo surgió la idea?

Pues porque queríamos movernos y hacer cosas. Realmente lo de retransmitir conciertos se lleva haciendo toda la vida, pero ahora solo pasa en festivales o grandes eventos. Así que nos moló la idea de hacerlo dentro de la escena local y con propuestas muy dispares. Por ejemplo, aparte de la presentación de Carrera, emitimos los conciertos de Ídolo Club todos los viernes y cada concierto no tiene nada que ver con el anterior. Si nos sale la oportunidad, vamos.

Por último, ¿cómo definiríais la escena nacional que os rodea?

Pues es inabarcable a cualquier nivel, y tanto en lo alternativo, como en lo urbano o en la electrónica la cantidad de propuestas es increíble. Cada semana descubrimos artistas o proyectos nuevos que están surgiendo y que nos flipan. Pero al final hay tanto que no nos da la vida para estar a todo, y eso es lo mejor.