CERRAR
MENÚCERRAR

BIG LITTLE LIES ha convertido a Bonnie (Zoë Kravitz) en una víctima del feminismo blanco

Cine, Series y TV

La nueva temporada de Big Little Lies sigue hablando de cómo las mujeres blancas transgreden los límites de lo doméstico con sororidad. Sin embargo, la mujer negra del reparto de esta serie de HBO se ha convertido en víctima de su red de mentiras... Y el personaje de Zoë Kravitz se merece algo mejor.

Finalmente, Big Little Lies ha vuelto a cumplir mi profundo deseo de juzgar voyeurísticamente a los blancos ricos. Esta nueva temporada de la serie de HBO, me ha dado otro bocado delicioso al elegir a Meryl Streep como la versión dominante y acérrima de Bran Stark en la temporada final de Juego de tronos: sospechosa, siempre presente, sin miedo de compartir algo. Verdades duras de las que hay muchas. Porque Big Little Lies es una serie sobre mujeres blancas que transgreden los límites de la domesticidad suburbana... Y en el caso de Madeline (Reese Witherspoon), sobre la dignidad humana básica, y me encanta. Sin embargo, lo que no amo es lo que esto significa para la única mujer negra de su mundo: Bonnie (Zoë Kravitz). Ella se ha convertido en un cordero sacrificial, atrapada en su red de mentiras.


Por lo que vale la pena, Bonnie nunca tuvo la oportunidad de adaptarse completamente a cualquier lugar donde esté presente Madeline (que es la mayoría de los lugares, porque Madeline se mete en todo). Como la nueva y más joven esposa del ex marido de Madeline, Nathan (James Tupper), con quien comenzó una nueva familia, Bonnie siempre provocará la ira de Madeline. Sin embargo, más que eso, Madeline es crítica y, a menudo, condescendiente con las personas que se interponen en su camino (¡es tan grosera con los guardias fronterizos!)

Por lo que no es sorprendente que Bonnie haya sido posicionada permanentemente como una forastera, en el mejor de los casos, y una enemigo, en el peor, cuando Madeline se siente particularmente espinosa. Que Bonnie sea una instructora de yoga de espíritu libre solo exacerba estas circunstancias, pero es el hecho de que es negra lo que la convierte aún más en una anomalía. A pesar de que nadie más en Monterey menciona su raza, definitivamente es una de las cosas que marca a Bonnie como "otra".

Ella tampoco tuvo mucha historia en la primera temporada. A menudo se pasaba por alto a Bonnie hasta sus últimos momentos, cuando empujó al abusador y violador Perry (Alexander Skarsgård) hasta su muerte... Resolviendo un problema. Y ahora parece que creando otro.

No se me pasó por la cabeza que entre un grupo de mujeres blancas, Bonnie fue la que acabó con la tiranía de un hombre abusivo, y está claro que eso la marcó como diferente. Pero entonces solo podíamos adivinar cuánto más aislada estaría Bonnie...

El estreno de la segunda temporada de Big Little Lies deja en claro que como Madeline, Renata (Laura Dern), Jane (Shailene Woodley) y la viuda de Perry, Celeste (Nicole Kidman), están enfocadas en reanudar sus vidas, Bonnie está luchando profundamente con las repercusiones de aquella noche. Está deprimida y se separa activamente de las personas, incluidos su hijo y su esposo. Ella se siente culpable por quitar una vida y está molesta porque tiene que mantenerlo en secreto. Porque Madeline mintió a la policía diciendo que Perry se resbaló y cayó, y el resto de las mujeres corroboraron la mentira de Madeline.

Y así vemos a Bonnie fuera de la comisaría de policía, preocupada por si confesar o no lo que realmente sucedió, sopesando el efecto que una confesión tendrá en su familia y en todos los demás involucrados. Como suele ocurrir, una proporción injusta de la carga colectiva recae sobre los hombros de una mujer negra, y ella debe descubrir cómo avanzar por su cuenta.

Quizás esto sería menos grave si Bonnie ya no estuviera tan marginada dentro de la serie, con la mayor parte de su personalidad compuesta por rasgos físicos, con una cantidad abrumadora de atención puesta en su cuerpo, ya sea viéndola bailar más libremente en la fiesta cumpleaños de un niño o centrándose en su sensualidad durante sus clases de yoga. Ella es la antítesis del neuroticismo de Madeline. Así que, por supuesto, Nathan y la hija adolescente que comparte con Madeline se sienten más atraídas por ella. Pero nada de eso contribuyó a comprender en profundidad quién es ella como personaje, por lo que es tan decepcionante ver cómo se posiciona al comienzo de la nueva temporada.

Kravitz dijo a PopSugar el año pasado que presionó para que la raza fuera "un punto más de la historia" para Bonnie, pero que no fue "escuchada". Así que, a pesar de su insistencia en Rolling Stone, la temporada 2 verá a Bonnie contando su propia historia y no siendo utilizada para contar la historia de otra persona... Aunque parece que eso sucederá, si sucede, más adelante en la temporada.





Contenido publicado originalmente por Sesali Bowen en NYLON US.

Traducción: Lucía Pardavila.

True