CERRAR
MENÚCERRAR

CLAUDIA SALAS (Rebeca en ÉLITE): "Esta GENERACIÓN está pegada al MÓVIL con cosas que van y vienen"

Cine, Series y TV
Foto: Noah Farrell / Claudia lleva total look de Bimba y Lola, pendientes de Topshop y deportivas de adidas OZWEEGO / Peluquería y maquillaje: Iván Gómez (Xartistmanagement) para Chanel

La actriz Claudia Salas se ha convertido en una cara conocidísima para el gran público gracias a su personaje en la segunda temporada de Élite (Netflix), Rebeca. Hablamos con ella sobre la ficción, lo peor de ser actriz y el #MeToo.

Es la última gran revelación de la serie del año y uno de los nombres más buscados en Internet, pero para ella lo más gratificante es interpretar y estar con los suyos. Discreta, reivindicativa, afectuosa y solidaria, Claudia Salas mantiene los pies en la tierra.



¿Cómo definirías a tu personaje en Élite? ¿En qué se parece y en qué se diferencia de ti?

Rebeca es una mujer de armas tomar. Es fuerte, enérgica, impulsiva, pasional. Tiene una fuerza que atrapa, una energía positiva que eclipsa. Es impulsiva y eso la puede hacer parecer invasiva, pero tiene un corazón muy grande.

¿Crees que la serie refleja con fidelidad los problemas y situaciones a los que se enfrentan los adolescentes? ¿En qué sentido?

Como serie que es, el principal objetivo de Élite es el entretenimiento, no adoctrinar ni mostrar una realidad concreta. Pero involuntariamente sí genera debate y pone unos cuantos temas encima de la mesa. Y esos temas no son exclusivos de la adolescencia, por eso hay muchos adultos enganchados a la serie.

La serie se centra en adolescentes de clase alta, de ahí su nombre. ¿Qué rasgos y situaciones diarias comparten con el resto de adolescentes y en qué se diferencian? ¿Cómo crees que se manifiestan estas diferencias en la serie?

Al ser un producto de entretenimiento todo está muy coloreado y adornado, se plasma un estilo de vida con el que uno puede sentirse identificado o no. Yo he crecido de otra manera, pero sí hay jóvenes de 17 años que tienen un poder adquisitivo muy alto y tienen casas y coches magníficos. Todo ello se lleva al extremo en la serie para hacerla más atractiva visualmente, tiene un elevado componente aspiracional. Esos jóvenes tienen puntos en común con el resto de su generación y también diferencias, y ahí es donde está la magia.

Claudia: Total look de Bimba y Lola. Pendientes de Topshop. Deportivas de adidas OZWEEGO. Georgina Amorós (Cayetana en Élite): Total look de G Star Raw y zapatillas de adidas OZWEEGO. Peluquería y maquillaje: Iván Gómez (Xartistmanagement) para Chanel.


¿Hasta qué punto crees que la educación que recibimos (en casa y en la escuela) determina quiénes llegamos a ser como personas? ¿Cuál es el margen de libertad individual en todo esto, o hasta qué punto puede una persona tomar un camino diferente al que se le enseña?

La educación es vital. Todo se basa en los valores que nos inculcan en casa y en el colegio y eso afecta mucho a la persona en la que te conviertes. Pero también existe un criterio personal a partir del cual cada persona puede elegir. En la vida conoces a distintas personas y ambientes, y es uno mismo el que elige con quién se siente identificado y libre.



La serie enfatiza el valor de las relaciones personales, aunque estas no siempre sean las mejores. ¿Qué es la amistad para ti?

La amistad es un pilar fundamental para la vida y para la persona. Mis amigos son como parte de mi familia. No son compañeros de sangre, y encontrarte con alguien con quien sientes ese entendimiento y esa conexión es maravilloso.

Por tu edad perteneces a la Generación Z. ¿Qué rasgos, contexto y valores crees que la caracterizan y qué crees que se diferencia de los jóvenes que crecieron en los 60, 70, 80 o 90?

No me gustan las etiquetas, aunque supongo que en cierto sentido son útiles para identificar ciertas cosas. Siempre le afecta a uno el contexto cultural, social y tecnológico de su época, y quizá en ese sentido yo soy una persona atípica respecto de mi generación, tanto en la música que escucho como en el cine que veo y mis aficiones. No soy una niña de Internet, soy muy torpe con la tecnología y tampoco me gusta la exposición en redes sociales. Me siento más identificada con generaciones anteriores.

¿Qué es lo que más y lo que menos te gusta de tu generación?

Yo vivo muy a la orden del día, y siento que la gente de mi edad invierte mucho tiempo en las redes sociales. Para mí son una buena herramienta de trabajo, para generar debate y compartir, pero tienen un punto absorbente que atrapa y que muchos no manejan bien. Viven más en lo virtual que en el aquí y ahora. A mí me gusta disfrutar de un paseo, de la naturaleza, de una cena sin sacar la cámara para captar esos momentos. Si es para tener un recuerdo me parece bien, pero no siento la necesidad de visibilizarlo todo. Esta generación está pegada al móvil con cosas que van y vienen.

¿Cuándo sentiste por primera vez que querías ser actriz? ¿Qué pasos has dado para ello?

De pequeña quería serlo todo: si veía una película sobre una hormiga, quería ser una hormiga. Pasé por infinidad de vocaciones y finalmente me di cuenta de que ser actriz me permitía serlo todo. En mi quince cumpleaños mis padres me llevaron al musical Hoy no me puedo levantar y eso me cambió la vida: me reí, lloré… Quería ser cada uno de los personajes que vi sobre el escenario. Interpretar a personajes de distintas clases, lugares y vidas es un regalo.

¿Te tienta el cine? ¿A qué actrices, actores y directores admiras?

Por supuesto. Hay muchos directores de los que me gustaría aprender: Icíar Bollaín, Amenábar, Almodóvar, Alex de la Iglesia.... He rodado la serie La peste, de Gerardo Herrero, y me fascinaba verle moverse por el set.

Americana de Peter Sposito. Pantalones de Karl Lagerfeld. Botines de KlingFoto: Noah Farrell / Peluquería y maquillaje: Iván Gómez (Xartistmanagement) para Chanel

En los últimos años las mujeres, y más concretamente las actrices, han alzado su voz sobre diferentes temas que las afectan directamente, especialmente sobre el acoso sexual en la industria. ¿Cómo viviste el #MeToo?

Lo veo más que necesario. Cualquier palabra se queda corta para expresarlo. Debemos luchar por la igualdad en todos los aspectos sociales, desde la brecha salarial a la violencia de género. Estamos en un momento de cambio, y debemos potenciarlo y visibilizarlo.

¿Cómo es un día cualquiera en tu vida? ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Ahora mismo mi vida es como "el día de la marmota" en la película Atrapado en el tiempo . Madrugo mucho para ir al rodeaje de la tercera temporada de Élite, y me gusta parar un rato para comer en casa, porque cocinar me relaja. Pongo música y me dedico ese rato en una rutina de 24 horas que se me pasan volando. Me gusta también ir a entrenar, estar con mis hermanos y mis amigos, dar un paseo, tomar algo… Tengo dos hermanos muy pequeñitos y me encanta refugiarme en ellos de tanto jaleo.

¿Qué es lo más agradable y qué lo menos de ser actriz?

Lo mejor es que actuar me llena tanto que me sería muy difícil estar en este mundo sin ello. Y lo peor sería todo lo que no es interpretar: el mundo mediático, las promos, dejar de ser anónima de la noche a la mañana… Pero lo positivo es tanto que supera con mucho a esas otras cosas.

¿Un deseo imposible y un sueño por cumplir?

Tengo muchas ganas de colaborar con la fundación Josep Ferreras contra el cáncer infantil.

MIRA EL MAKING OF DE LA SESIÓN DE FOTOS:

CRÉDITOS:
Foto de portada: Total look de Bimba y Lola, pendientes de Topshop y deportivas de adidas OZWEEGO
Fotografía: Noah Pharell
MUAH: Iván Gómez (Xartistmanagement) para Chanel
Estilista: Andrea Hierro
Producción: Lucía Pardavilla
Dirección de arte: Clara Montagut
Dirección de moda: Silvia Suárez
Dirección creativa: Pablo Aragón
Vídeo: Luca López