CERRAR
MENÚCERRAR

OMAR y ANDER. ÉLITE y la masculinidad tóxica en las relaciones gays

Cine, Series y TV
@ Netflix

Omar y Ander representan la homosexualidad de una forma muy fiel a la realidad de la Generación Z. Su relación gay nos enseña mucho y los retos a los que se enfrenta Omander nos tienen en vilo. Si ya has acabado la segunda temporada de esta serie de Netflix, sabrás que el mayor desafío que tienen que afrontar ahora es la masculinidad tóxica.

Un buen shippeo es un must have de toda serie, y mejor aun si es una relación gay, como pasa en Élite. El fandom de esta serie de Netflix está que arde con Ander y Omar. Y es que, la que era LA PAREJA indiscutible de la primera temporada, ahora pasa por una terrible crisis. Es verdad que el drama siempre ha sacudido a Omander pero, en la segunda temporada, la masculinidad tóxica, entre otras cosas, ponen en serio peligro esta relación con la que todos estamos living.



Igual que Nadia y Guzmán, Omander empieza con los problemas familiares de Omar en el foco de la relación. La pareja llevaba arrastrando este bache desde sus orígenes y, como Ander expresa, "el amor prohibido ya cansa". Pero todo se soluciona cuando Omar toma cartas en el asunto, se enfrenta al "macho alfa" de su casa y pasa a vivir en casa de Ander. Pero, aun así, no todo se tiñe de color rosa (o arcoiris)...



Nuevos desafíos

Y es que el entorno al completo va a ser la causa principal de conflicto en Omander. Partiendo de la base: ambos habían aparentado comodidad dentro de la masculinidad tóxica imperante para camuflarse dentro de la sociedad en más de una ocasión. Pero, cuando Omar comienza a conocerse mejor a sí mismo y a explorar...¡pum! Sale toda una "diva loca" que, igual que Lu, nosotrxs amamos. Ander, por otro lado, siente un pelín de rechazo...



Cuando la masculinidad peligra...

Y es que Ander está lejos de abandonar la masculinidad tan tóxica que lleva dentro. Al revés, a medida que pasan los capítulos, su faceta de macho nos decepciona más y cómo habla de Omar a sus amigos en Halloween nos rompe el corazón. Ander expresa que ahora a Omar le ha dado por "tener pluma" y, claro, está insoportable. Ya lo veis, tan real como triste: en las relaciones gays también hay rechazo hacia todo lo relacionado con lo femenino.


Al fin y al cabo, como hombres cis, los homosexuales también se enfrentan a las mismas presiones sociales que cualquier hetero. Y, si no se sabe manejar, muchas veces la masculinidad tóxica va acompañada de un sesgo homófobo que ningún bien les hace a los propios gays. Desde luego que dentro del colectivo LGTBIQ + aun hay muchas cuestiones internas que pulir...


Ander, despierta

En medio de todo esto, Omar continúa con su hermoso proceso de autoconocimiento bajo el lema: "a quién no le guste, que se quede fuera de mi vida". Vamos, Ander, espabila que Omar te lo ha dejado bien claro. Así que, o haces un reset cerebral y te reeducas u Omander se nos va... y nadie quiere eso, ¿verdad?



Todxs queremos un Omar en nuestra vida, pero si Élite nos da también un Omander renovado y sano de verdad... ¡mejor que mejor!



Si tú también te has acabado ya la segunda temporada de Élite (Netflix), sabes que una de las divas de las que TENEMOS que hablar es Nadia. El cambio que ha experimentado su personaje, por dentro y por fuera, se ve a kilómetros... Y es intencionado. ÉLITE muestra la revolución feminista en la cultura musulmana a través de este personaje y su relación con Guzmán, dándonos una visión progresista e inclusiva acorde a la Generación Z.