CERRAR
MENÚCERRAR

Cómo INDYA MOORE está cumpliendo el sueño de Angel en POSE (y lo que eso significa para las personas trans)

Cine, Series y TV
Theo Wargo / Getty

Este es el momento de Indya Moore. Interpreta a Angel en Pose (una serie que podemos ver en HBO), una joven mujer trans del Bronx que lucha por hacerse hueco en el mundo de la moda (y en el mundo) con dignidad y libertad. Moore, que se identifica como no binaria, ha vivido una vida muy parecida a la de su personaje

Este 2019, la revista Time eligió a Indya Moore, que brilla como Angel, una de las protagonistas de la serie Pose (FX, en España puede verse en HBO), una de las 100 personas más influyentes del año. ¿Uno de los motivos? "Usar su voz para poner en el centro a las comunidades marginadas de las que viene". Poco después, Elle USA la convirtió en la primera persona trans que protagonizaba una de sus portadas. También aparece en la campaña Nothing but Pride #InMyCalvins de Calvin Klein, una iniciativa de la firma que homenajea a las personas LGTBIQ +, y es uno de los nuevos rostros de Louis Vuitton. Además, pronto veremos a Moore en el debut cinematográfico como guionista de Lena Waithe, Queen and Slim. Indya Moore está cumpliendo el sueño de Angel.



En la segunda temporada, vemos a la hija de Blanca Evangelista (la maravillosa MJ Rodriguez) totalmente recuperada de esa relación de amor bella y tóxica que vivió en la primera temporada, un amor furtivo con un ejecutivo de Wall Street casado (Stan Bowes, interpretado por Evan Peters) que no tenía el valor suficiente para estar con ella. Ahora, y bajo el manto de su madre, se atreve a vivir su sueño, ese que nos contaba en los primeros capítulos: "Quiero que me traten como a cualquier otra mujer". Deja de trabajar como prostituta y se presenta a un concurso de modelos para ser la nueva cara de 1990 de la agencia Ford. Además, su amistad con Papi, otro de los miembros de la casa Evangelista, evoluciona. Por fin, ha encontrado un hombre (cis, hetero) que la ve y la valora justo por lo que es y por como es.

Moore y su personaje en Pose tienen mucho en común. Nacieron en el Bronx (en el caso de Moore, en 1994, de madre puertorriqueña y padre caribeño), se criaron en familias que las rechazaron por su condición de personas trans y tuvieron que enfrentarse a un mundo que se negaba a darles ninguna oportunidad a una edad muy temprana. Cuando tenía 16 años, Moore, que ya había entrado en el sistema de casas de acogida, se topó con un tutor que dejó de darle el tratamiento hormonal al que se estaba sometiendo. Para conseguir el dinero que le costaba la medicación acabó siendo víctima de la trata sexual: "Me decían que tenía que hacerlo continuamente para poder permitirme las hormonas", explicaba en una entrevista con Elle citada por la web Out. "No entendía qué era el tráfico de personas en aquel entonces. El único lenguaje que entendía era el de mis chulos. Era tan joven".

Indya Moore y la Casa de Xtravaganza

Entre tanto, Moore se enfrentaba a bullying en el instituto y hacía sus pinitos como modelo en agencias que le conseguían trabajos para Dior o Gucci, pero siempre sintiendo que tenía que pedir perdón por ser quien era: "Estas agencias, me veían como un riesgo que tomaban, en vez de considerarme como una oportunidad para construirme como persona" explicaba en WWD. Sin embargo, ahí estaba su comunidad para apoyarla, como le ocurre a Angel. A principios de 2010, Moore entró en contacto con José 'Xtravaganza' Gutierrez, legendario coreógrafo y veterano de los ballrooms neoyorquinos, y pasó a formar parte de su casa. Gracias a ello, consiguió el primer casting de su carrera y su primer papel cinematográfico en la peli indie Saturday Church en 2017. Por aquel entonces, Moore vivía en una habitación compartida en un hostal de Queens.

Gracias a esta oportunidad, Moore acudió al casting de Pose, y aunque al principio hizo una prueba para el papel de Blanca, los creadores de la serie (Ryan Murphy, Brad Falchuk y Steven Canals) sabían que era Angel. "Creo que Pose es una serie realmente rompedora porque nos permite contar historias sobre nuestra familia y sobre el amor a través de gente que la sociedad pensaba incapaz de tenerla o de ser parte de algo así", explicaba en WWD.



Moore, que aunque a menudo es identificada como mujer se define como persona no binaria, utiliza su visibilidad para recordar constantemente que la lucha de su comunidad no está ni mucho menos acabada. En una conferencia en el Día del Orgullo de 2019, no dudó en cuestionar la presencia de la policía en el desfile. Teniendo en cuenta que fue la represión de las autoridades la que desató los disturbios de Stonewall (que desembocaron en la celebración anual del Pride), Moore reflexionó: "Me pregunto si están aquí para protegernos o para controlarnos. ¿Quizá para asegurarse de que no montamos ningún disturbio otra vez? No estoy segura".

La celebración crítica del Pride 2019 en Nueva York nos dejó una imagen para el recuerdo: Indya Moore, acompañada de su 'madre' MJ Rodriguez y Dominique Jackson (que fue la primera mujer trans que Moore conoció en su vida, en una asociación de apoyo al colectivo en el Bronx a la que acudía en la adolescencia). Angel, Blanca y Elektra, que aunque a veces sean unas bad bitches entre ellas, ante todo son familia.


True