CERRAR
MENÚCERRAR

La actriz KIERNAN SHIPKA: "Por alguna razón sentí que yo era Sabrina"

Cine, Series y TV
Foto: Lindsay Byrnes

La actriz Kiernan Shipka, protagonista de 'Las escalofriantes aventuras de Sabrina' en Netflix, explica lo que tiene en común con Sabrina Spellman, cuál será su próximo proyecto con la plataforma y por qué sí que cree (un poco) en la brujería.

"Mi eyeliner combina con mi aura", dice Kiernan Shipka, mirando, con los ojos perfilados perfecta y simétricamente en fucsia y morado heliotropo, la foto que tiene en la mano. "No puedo creer que haya dicho eso", se ríe, repitiendo: "Mi eyeliner combina con mi aura".

No resulta tan difícil de creer que Shipka diga exactamente el tipo de cosas que esperas que una chica de 19 años pueda decir como el hecho de que el eyeliner de Shipka (simétrico, un halo de impactantes rosa y púrpura) no solo se ajuste perfectamente a su aura ,sino que la lectura del aura que le acababan de hacer sea extrañamente precisa, capaz de convertir al escéptico en creyente.

Esto no quiere decir que Shipka sea una escéptica. Como se podría esperar de alguien que ha pasado muchos meses sumergida en un mundo de hechizos y demonios, gracias a su papel protagonista en Las escalofriantes aventuras de Sabrina en Netflix, Shipka abraza todas lo místico. Dejará caer, como quien no quiere la cosa, pinceladas astrológicas en la conversación, explicando cómo lleva "una existencia muy basada en cosas de Escorpio de muchas maneras", lo que significa, explica, que tiene "una intensidad y una mentalidad de todo o nada. Mucha determinación ". Le leyeron las cartas del Tarot y le hicieron la carta astral, y aunque no piensa que eso necesariamente signifique algo, tanto ella como Sabrina Spellman son Escorpio, así que lo mismo sí piensa que significa algo.


Cuando le leen el aura a Sabrina Spellman Kiernan Shipka

Y, sin embargo, no esperaba aprender mucho sobre su vida de una lectura de aura de cinco minutos en una tienda del tamaño de un armario llamada Magic Jewelry, en medio de una calle bulliciosa de la ciudad de Nueva York

Pero primero: ¿nunca te han hecho una lectura de aura, porque quizás no eres ni una celebrity ni alguien que necesita encontrar una actividad divertida para usar como comienzo de un artículo? Bueno, consiste en sentarte en una silla, colocar tus manos en unos sensores y tomarte una foto con una cámara especial de lectura de aura. La fotografía resultante se parece a una Polaroid, contigo en el centro y llamas de colores alrededor de la cara y parte superior del cuerpo. Esta neblina teñida de manera variable comprende su energía cósmica invisible, y los colores y su ubicación a su alrededor se interpretan para comprender mejor su relación con las cosas que te han estado sucediendo en las últimas dos semanas, así como lo que va a pasar en las siguientes dos. Es algo creíble y profético, y al final, obtienes una foto muy chula para llevar contigo y mostrarle a tus amigos, quienes la admirarán y dirán: "No se parece a ti, pero mola mucho".


kiernan shipka entrevista Foto: Lindsay Byrnes

A medida que la mujer de Magic Jewelry nos contaba el significado de la foto del aura de Shipka nos dimos cuenta de que era particularmente genial. Nos contó cómo la actriz estaba experimentando mucha felicidad, alegría y realización creativa. (en caso de que te preguntes si todas las lecturas de aura son tan decididamente positivas, la mía fue: "Te sientes realmente insegura acerca de algo profesional, como si no consiguieras lo que deseas en tu carrera. Eso cambiará, pero provocará problemas en tu vida personal". Bastante acertada). Pero cuando la experiencia se adentró en territorio extraño, fue cuando la lectora de aura aclaró que la vida de Shipka durante las últimas dos semanas se replicaría de manera idéntica en las próximas dos semanas. Lo de hoy era una anomalía, eso lo dejó claro, hoy era diferente, pero por lo demás, insistió, todo sería exactamente igual.

Shipka asintió lentamente con la cabeza; había pasado las últimas dos semanas filmando una película en Toronto (un título de Netflix llamado Let it snow; será, dijo, "con nieve, romántica, divertida ... todo ese tipo de cosas"), voló a Nueva York la noche anterior a su encuentro con NYLON, y al día siguiente tomaría otro vuelo para pasar dos semanas más en Toronto, donde terminaría su trabajo en el set.

Una intérprete nata

La prolija bisección de su mes se reflejó precisamente en su aura, tal como estaba ocurriendo, haciendo que su lectura de aura (y la mía) resultara perturbadora por su exactitud. Solo que Shipka no es el tipo de persona que se perturba. En cambio, se toma estos acontecimientos mágicos como vienen; para ella, lo extraordinario es ordinario a tal punto que bromea sobre la magia de las cosas (calificó la rapidez con la que fue elegida como Sabrina "cósmica"), y tiene confianza en su capacidad para manifestar su realidad: "Soy de las personas que creen en la mente sobre la materia. El cuerpo logra lo que la mente cree".

Y ella ha logrado mucho. Shipka ha estado actuando desde que tenía cinco meses de edad, cuando apareció en la serie Urgencias. Probablemente sea incorrecto llamarlo "actuar" en ese momento; Shipka estaba siendo ella misma, una intérprete innata desde el principio. Y, como cualquier intérprete innato, irradia una sensación de dominio de sí misma sobre natural, de estar imperturbable, siempre a gusto. Y su comodidad consigo misma, con el mundo y todas sus maravillas, también sirve para tranquilizar a las personas que la rodean, para que puedan ser más ellas mismas.

Fue esta cualidad desarmante la que Shipka le otorgó al papel que la hizo famosa, Sally Draper, hija de unos padres bebedores, de mala vida, a veces crueles aunque a menudo bien intencionados en Mad Men. A medida que Sally (y Shipka) fue creciendo en pantalla, pasó de ser una niña de seis años con los ojos muy abiertos y más lista de lo que le correspondía por su edad, a una adolescente cansada del mundo que compartía cigarrillos con su madre, expulsando el humo como una experta mientras iba sentada en el asiento del copiloto de la furgoneta familiar, recogiendo así el cuestionable legado de sus complicados progenitores.


Sally Draper vs. Sabrina Spellman

Aparentemente, no hay muchas similitudes entre Sally Draper y el nuevo papel icónico de Shipka, Sabrina Spellman. Mientras que el primero tuvo una infancia privilegiada, combinada con las dificultades de ser un hijo del divorcio y tener hermanos menores molestos, la segunda tiene una historia tremendamente atípica. Sabrina es mitad bruja y mitad mortal; sus padres murieron en circunstancias misteriosas cuando ella era una niña, y sus tías adoradoras del diablo la criaron. Sabrina no solo tiene que lidiar con las dificultades inherentes a la escuela secundaria, sino también aprender a manejar sus considerables poderes, otorgados por su verdadero padre: el Señor Oscuro himself, Satanás.

Sin embargo, Sally y Sabrina sí comparten algunas conexiones: ambas son mujeres jóvenes que empiezan a conocer sus propios poderes y se rebelan contra los sistemas opresivos en los que nacieron. Ambos son arquetipos, que representan todo, desde la inocencia perdida hasta la manifestación del complejo Electra. Ambas se dan cuenta de que el único camino para salir del paradigma patriarcal dañino en el que se encuentran es atravesarlo, la única manera de ganar el control es apropiándose de las cosas que pueden servirles y desmantelando aquellos que no lo hacen.

Pero, dado que ambas logran beneficiarse de esos sistemas, avanzar por su cuenta está resultando más difícil de lo que hubieran imaginado, y también menos atractivo. Esto es particularmente cierto en el caso de Sabrina, que disfruta de los poderes de otro mundo que le ha sido otorgado por el Diablo, y realmente, ya sabes, se inclina para ser el verdadero Anticristo.

¿Cuánto se parecen Sabrina Spellman y Kiernan Shipka?

Entonces, ¿qué tiene esto que ver con Shipka? Son solo personajes que interpreta, no son ella. Hay poco de Shipka que hable de inquietud o agitación. Es una de las adolescentes menos angustiadas que he conocido, totalmente imperturbable, artista consumada. Parece que se mueve por todo el mundo con la misma facilidad con la que caminaba, con sus sandalias de plataforma Miu Miu de 12 centímetros nada menos, por una bulliciosa calle de Manhattan después de que nos hubieran leído las auras y nos dirigiéramos ido a nuestra siguiente parada a por café (ella toma el suyo con leche de avena).

Pero las apariencias pueden ser engañosas, y Sally y Sabrina no son solo personajes que Shipka interpreta, son personas que encarna. Debe haber alguna conexión entre estas antiheroínas televisivas iconoclastas y la joven que se sienta frente a mí con un suéter verde intenso (también de Miu Miu) con Bola de Nieve II, el gato de los Simpson, bordado en él, ¿verdad?


kiernan shipka fotos Foto: Lindsay Byrnes

"Siempre trato de encontrar algo con lo que pueda conectarme", me dijo Shipka. "Y todas las experiencias por las que está pasando Sabrina son análogas a una experiencia adolescente tradicional, solo que con algunas cosas de brujas y de demonios".

Y Shipka explica que su conexión con Sabrina va más allá de las experiencias comunes de la adolescencia y más allá de sus signos del zodiaco, aunque, señala, ve en ambas "fiereza y ganas de pelear que se manifiesta de diferentes maneras. No tiene que parecer tal cual, pero aún así ser así".

"Es muy divertido", continuó Shipka, hablando de su conexión con Sabrina, "a veces hay personajes con los que sientes que tienes que trabajar y encontrar su voz, para encontrarlos, y entenderlos. Por alguna razón, sentí que yo era Sabrina. Sentí que estábamos hechos la una para la otra de muchas maneras".

Contenido publicado originalmente por Kristin Iversen en NYLON US
Traducción: Laura Caso
True