CERRAR
MENÚCERRAR

La villana de PENNYWORTH al desnudo. PALOMA FAITH nos lo cuenta todo

Cine, Series y TV
Elliott Morgan

Fue jurado de "La voz" y quiere trabajar con Lizzo y con Zendaya. Hablamos con PALOMA FAITH, la villana de la serie 'Pennyworth', la precuela de 'Batman'.

"Nada es el fin del mundo". El consejo que le dio su madre, ha hecho de Paloma Faith (Londres, 1981) una mujer sin complejos, creativa, audaz. Parece de esas personas que viven la vida que desean vivir, con una pasión desbordante. No siempre aspiró a ser cantante y actriz. "Cuando era niña quería ser veterinario, amaba a los animales. Luego pensé en ser pintora o escultora, pero terminé en la escuela de baile, que era mi segunda pasión".



Cree que parte de su desinhibición ante el público se la debe a su padrastro. "Era fotógrafo, siempre llevaba una cámara, me hacía fotos pegado a mi cara. Me acostumbré. Siempre me he sentido cómoda siendo observada". Llegó a liderar el sugerente grupo Paloma y los penetradores, y rechazó formar parte de la banda de Amy Winehouse para componer sus propias canciones.

Logró el doble platino en Reino Unido con su álbum de debut en 2009. A partir de entonces, Faith ha editado otros tres discos, ha colaborado con Elton John, Pharrel Williams le ha producido y arrasó con su versión de un tema de INXS. En 2016 formó parte del jurado de la edición inglesa de 'La voz'. Pero de todos sus momentos en el escenario, confiesa como inolvidable su actuación en los Brit Awards en 2015. "Era la primera vez que tenía un gran presupuesto y libertad creativa. Fue mi pequeño homenaje a Alexander McQueen. Si siguiera vivo creo que hubiéramos sido grandes amigos".

Fue la misma edición en la que recogió el premio a mejor solista femenina con un vestido floral de Dolce & Gabbana, con claveles rojos en su pelo. Un toque flamenco que lleva a recordar a su padre español. De hecho, Faith está tratando de obtener la doble ciudadanía:

"Mi comida favorita es la española. Me recuerda a mi infancia, mi papá era un buen cocinero. Tengo una franqueza que atribuyo a mi herencia española. No reprimo mis sentimientos, soy muy abierta, algo que los británicos encuentran un poco aterrador".

Con un estilo llamativo, con estampados eclécticos y mezcla de tejidos coloridos, Faith es un referente fashionista. "Siempre me ha interesado el estilo porque vengo de una familia de mujeres –mi madre tenía cuatro hermanas–, para las que vestirse era importante". Para la próxima temporada su prenda fetiche será "una chaqueta acolchada de vinilo negra porque odio pasar frío", aunque no sigue las tendencias.


Getty Images


"Solo me pongo lo que me gusta. En mis looks no falta el humor y necesito sentirme empoderada con lo que llevo".



Sus padres se divorciaron siendo muy pequeña, y fue su madre quien, además del gusto por la ropa, le inculcó ese empoderamiento. "Soy feminista, fui criada por una feminista. Es indignante usar el poder y obligar a las personas a realizar actos sexuales que no quieren". En su carrera no recuerda haberse sentido discriminada. "Me siento fuerte y tomada en serio, y eso que trabajo en una industria, la musical, muy orientada a los hombres".

De la música saltó al cine de la mano de Terry Gilliam, interpretando a la novia del diablo (Tom Waits) en la excesiva 'El imaginario del Doctor Parnassus'. Si le dieran a elegir, trabajaría con el director Jim Jarmusch, la cantante Lizzo y la guionista Phoebe Waller-Bridge. También le entusiasman los modistas Alessandro Michele y Marc Jacobs; la actriz Zendaya ('Euphoria') y la novelista Deborah Levy.


Finalmente Netflix acaba de anunciar que ha editado retroactivamente el primer final de temporada de la serie Por 13 Razones. Dos años después del debut de la serie, la controversia sobre la escena en la que la protagonista se suicida no había desaparecido. Y ahora Netflix ha decidido que ya era hora de actuar.