CERRAR
MENÚCERRAR

PIRATEAR en internet. Por qué ya no lo haces (y es lo mejor que te ha podido pasar)

Cine, Series y TV

Ves series y pelis sin parar. Escuchas música a mansalva, desde novedades hasta clásicos. Y, ¡oh, sorpresa! ya apenas recuerdas lo que era un torrent. Es un hecho: piratear como hacías antaño ya no te pone... Y hay estudios que nos cuentan por qué.

Vayan por delante desde aquí nuestros aplausos por cumplir con la legalidad y el civismo. O sea, qué menos, es que estamos hablando de no robar propiedad intelectual, cosa que parecía estar muy en boga hace no tanto. No podemos dejar de sentir una gran alegría por las personas autoras de esos contenidos que consumes.

Y es que aquello de piratear suena ya vintage, ¿no? De cuando internet era un poco jauja. Las cosas han cambiado, el ecosistema del mundo de la producción y distribución de contenidos está irreconocible... Y la selva digital ahora tiene más agentes implicados. Los dos sectores en los que se ha registrado un descenso más acusado de la piratería en el último año han sido las series y las películas, con bajadas de 13 y 12 puntos porcentuales, respectivamente, en comparación con el año 2017.

Desde el área de Comunicación del Conocimiento de la UOC se han hecho eco de algunos de los últimos informes y conclusiones, y desgranamos aquí algunas de las claves por las que ya no consumes contenidos de forma ilegal:

Oferta de contenidos legales

Hay más oferta y más cultura de disfrute de los contenidos digitales.

Hay una gran oferta de contenidos legales, de plataformas desde las que disfrutarlos, y de estrategias comerciales para que llegues a ellos. Pago por visionado vía streaming, pago por adquisición, tarifas planas mensuales individuales o colectivas, ofertas de suscripción con distintas periodicidades… Cada persona encuentra la fórmula más adecuada para gozar de la mejor música, cine, videojuegos, o series.

"El desembarco a partir de 2015 de plataformas como Netflix, Amazon o HBO y la consolidación de modelos de suscripción a precios asequibles explican, entre otras razones, este descenso de la piratería en el Estado", asegura Elena Neira, profesora de la UOC experta en plataformas audiovisuales.

Acceso y seguridad

Adiós a las webs laberínticas y a los problemas de seguridad informática.

Hay un acceso rápido e intuitivo, y unos precios de lo más competitivos. Entre las ofertas mencionadas unas líneas más arriba existen opciones muy ajustadas: ver Netflix compartido con tu familia por unos 3 euros al mes por cabeza, Spotify parecido, pago de precio irrisorio por visionado de ciclos en Mujeres de cine VOD

Los contenidos ahora están accesibles en webs estupendamente diseñadas, con buen posicionamiento orgánico, multidispositivo, en constante mejora, y con una usabilidad envidiable. Nada que ver con cuando buscabas una peli antaño. Y qué decir del riesgo de virus, troyanos y toda esa amalgama que te dejaba el ordenador hecho unos zorros... Bye bye a todo aquello :)

Según datos del segundo trimestre de 2018 de la Comisión Nacional de los Mercados de la Competencia (CNMC), 1 de cada 3 hogares conectados a internet utiliza plataformas de pago para ver archivos multimedia online.

Conciencia sobre la autoría

Al menos la mitad de la población española reconoce el valor de la propiedad intelectual.

Este punto es clave: ha crecido la conciencia sobre la autoría y sobre el valor del trabajo producido por las personas que se dedican al arte y a profesiones creativas orientadas al entretenimiento.

Bueno, al menos la mitad de la población. Aún así, el estudio del Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2018, un informe elaborado por la consultora independiente GfK, revela un dato preocupante: alrededor del 50 % de los consumidores que acceden a contenidos ilegales dicen que no saben distinguir entre las plataformas legales y las que no lo son.

Para que cada vez se vaya clarificando más, desde el año 2000 se celebra anualmente el 26 de abril el Día Mundial de la Propiedad Intelectual, una fecha designada por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Al menos en lo que al sector audiovisual se refiere, el 61% de los españoles ve series y películas de forma totalmente legal. Las directivas europeas van avanzando en la línea de hacer recaer sobre las plataformas digitales toda la responsabilidad de los contenidos ilícitos y de las infracciones que cometan los usuarios. "Es un hito más para asegurar que las plataformas colaboran en la lucha contra la piratería", explica Raquel Xalabarder, catedrática de Propiedad Intelectual y profesora de los Estudios de Derecho y Ciencia Política de la UOC.

Innovación en formatos

Muchos productos y ofertas se han actualizado.

Ahora te compras un disco físico (¿a quién no le gusta tener un vinilo?) y te dan un código de descarga legal de tu disco, por ejemplo…O en el supermercado hay promociones de "con 2 pizzas te doy 2 meses de HBO"; Amazon Prime te ofrece la plataforma Amazon Prime Video al contratar sus servicios…

Quien no disfruta de contenidos de forma legal es porque no quiere, y porque tiene mucha jeta.

Aunque, dicho sea de paso, pagamos una de las facturas de acceso a internet más caras de Europa. Y eso es, sin duda, parte del problema.

La cruz de todo esto

Getty

Porque sí, la hay. Sigue habiendo un amplio número de contenidos consumidos de forma ilegal en España.

Cada minuto se descargan 8.272 contenidos culturales de forma ilícita en nuestro país

Según el citado estudio del Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2018. Pese a los alarmantes datos, representan un 3% menos que el año anterior.

Películas, series y música son los ámbitos en que más se piratea (alrededor del 30%). Pero ojo, que hay quien accede ilegalmente fútbol (11 %), prensa (10 %) y hasta a a partituras musicales (2 %).

Siempre queda mucho que mejorar, pero que sepas que haces bien en acceder a contenidos legales. Y en pagar por su uso y disfrute.