CERRAR
MENÚCERRAR

Pol Monen: "Es mucho más difícil encontrar a gente que quiera ver tu trabajo a gente que te dé likes"

Cine, Series y TV
Luca López

Pol Monen acaba de estrenar '¿A quién te llevarías a una isla desierta?', un drama generacional dirigido por Jota Linares. Hablamos con él sobre su carrera, las críticas injustas a los 'millennials', la importancia de Instagram en la vida de un actor y cómo el feminismo debe ser transgresor para ser importante

Va al cine un par de veces por semana, las mismas que se ha visto Dolor y gloria, que le parece "una obra maestra", y lo prefiere a las series. La última que ha visto es You y, sí, todo le ha parecido tan creepy como a ti y como a mí. Xavier Dolan es uno de sus directores favoritos, y está deseando hacer teatro, aunque solo cuando llegue la oportunidad adecuada. En 2019 estrena un par de pelis, Salir del ropero y ¿A quién te llevarías a una isla desierta?, esta última con producción de Netflix, y está rodando una serie para Telecinco. A Pol Monen su nominación al Goya a Mejor Actor Revelación (por su debut cinematográfico, Amar), un honor al que la superstición le atribuye mala suerte y olvido, solo le ha traído alegrías y mucho trabajo.

Quedamos a tomar un brunch con él en el Limbo (el restaurante de Bastardo Hostel) y a la vez que descubrimos que detesta el salmón ahumado nos cuenta que lee las críticas que recibe (las de ¿A quién te llevarías a una isla desierta? están siendo especialmente buenas) y consigue que no le afecten. También que, pese a que no suele meterse en esos charcos, no se arrepiente de lo que nos ha comentado sobre VOX y el auge de la extrema derecha a lo largo de la entrevista.

Antes de eso, habíamos estado hablando sobre la polémica que sigue generando la participación de películas producidas por Netflix en festivales de cine: "La gente que trabaja en Netflix es gente a la que le gusta mucho el cine, muchos venían de productoras major y no quieren renunciar a la experiencia de verlo en una sala". Además, añade: "Hay una cosa que no sale en este debate, que es que antes de que apareciera Netflix y otras plataformas había mucha piratería. Eso había hecho que mucha gente no fuera el cine. Lo veían en casa de manera ilegal y sin colaborar con la industria audiovisual".

La crisis del cuarto de siglo

¿A quién te llevarías a una isla desierta? ha sido la primera película producida por Netflix en participar en el Festival de Málaga. Se trata de la adaptación de la obra de teatro del mismo nombre escrita y dirigida por Jota Linares (que en 2012 había hecho un corto, el germen de la historia). Narra el momento en que cuatro amigos, que han convivido juntos durante ocho años, separan sus caminos para enfrentarse a la vida real post universidad: "Es una peli coming of age, que dicen los americanos. Tiene como esa parte de que te das cuenta de que ya no eres tan joven, que la vida va en serio, después de haberte formado muchísimo tienes que enfrentarte a un panorama laboral que no cumple tus expectativas".

En este drama de Jota Linares, el intérprete coincide con Jaime Lorente, Andrea Ros y María Pedraza, junto a la que debutó cinematográficamente en Amar: "Creo que los dos pensábamos que íbamos a volver a coincidir, pero no tan pronto. Cuando la conocí éramos mucho más niños, yo 21 y ella 19, y ver que estamos creciendo juntos, dedicándonos a lo que queremos, y que nos ha ido bien es una cosa muy buena".

Retomando la cuestión generacional, Monen (que este año cumplirá 25 años) considera que la quinta millennial es acusada de pecados que no comete: "La crítica que más me molesta es que somos una generación muy individualista. En la generación de nuestros padres había una competitividad más insana. En mi grupo de amigos, en el mundo del cine, por ejemplo, nos apoyamos mucho entre nosotros. Ya sean estilistas, actores… Eduardo Casanova o los Javis no tienen nada que ver como directores entre ellos pero creo que siguen ese modelo. No sé, Palomo Spain con Rosalía… Son gente dispuesta a colaborar y que a sus amigos les vaya bien".

Otro reproche: el peso de las redes sociales en nuestras vidas. En el caso de los actores, por cierto, como en muchas otras profesiones, también laborales. "La idea de contratar a un actor por sus seguidores me parece muy perversa. No hay correlación entre seguidores y espectadores. Creo que es mucho más difícil tener a gente que quiera ver tu trabajo a gente que te dé likes. Por ejemplo, hay dos actores que me alucinan: Àlex Monner y Oriol Pla, he visto casi todo su trabajo, y no tienen redes sociales, o no que yo sepa, y si eso les hace perder papeles a mí me indignaría como espectador".

#MeToo y feminismo

Monen no es ajeno al debate que el #MeToo y la inclusión del feminismo en la agenda mediática y política, algo que cree que ha sido muy positivo para reflexionar sobre la educación machista recibida, "por qué hacemos lo que hacemos y actuamos cómo actuamos, y esa es la manera de cambiar". Sin embargo, considera que "hay una parte de que haya sido como una moda muy grande que no me gusta. Me gustaría que fuera algo mucho más transgresor que una moda. Está bien que se haga mainstream para dar a conocer el mensaje y concienciar a mucha gente. Pero me gustaría que fuera algo que se quedara para siempre y hubiera cambios reales a nivel de legislación y de educación".

Con el PP cuestionando la legislación vigente sobre el aborto y el líder de VOX, Santiago Abascal, atacando la ley de violencia de género o el matrimonio homosexual, sin embargo, parece que lo de que el feminismo sea mainstream y esté tan cerca de cambios materiales no puede darse muy por sentado: "Este hombre [Abascal] está dando un titular al día, diciendo una cosa loca al día, y creo que cuanto menos atención se le preste, mejor. Es un error, y ha pasado con otros presidentes en otros países. La extrema derecha hay que tomarla muy en serio".


Pol Monen A quien te llevarias a una isla desierta Luca López


Próximos proyectos

Cuenta que no hay un género que prefiera a otro a la hora de escoger un proyecto ("no estoy cerrado a nada, y menos como actor que está empezando"). Hace unos meses le vimos junto a José Coronado en Tu hijo, un thriller de venganza sobre un padre que busca a los que han dado una brutal paliza a su hijo. Y dentro de unos pocos, contemplaremos como se convierte al islam en el debut de Ángeles Reiné, Salir del ropero, una comedia sobre dos mujeres mayores que comunican a sus familias que están enamoradas y van a casarse: "Cuando leí el guion y me enteré de que está dirigida por una mujer de más de 50 años y que es su primera película, me encantó. Luego vi el reparto, que es maravilloso".

En este rodaje, que acaba de terminar, le han acompañado Ingrid García Johnson, David Verdaguer, Candela Peña, Verónica Forqué y Rosa María Sardá. "Creo que muchas veces las historias de mujeres, sobre todo ya en la vejez, digámoslo como lo que es, están mucho más invisibilizadas. Tampoco hay tantas historias que hablen de la sexualidad masculina en la vejez, y esto es algo que me gustó de Dolor y gloria. El deseo no se pierde cuando uno se hace mayor. Existe el amor y el sexo a cualquier edad, y esa fue una de las razones por las que quise hacer este proyecto".

También hay tele en su futuro más próximo, una serie para Telecinco en la que también veremos a Elvira Mínguez, Juan Echanove o Sonia Almarcha. Se llamará Desaparecidos y aún no puede contar nada al respecto salvo que se trata de "una historia muy divertida, cada capítulo es muy distinto".

- Fotos: Luca López
- Producción: Lucía Pardavila, Laura Caso
- Agradecimientos: Ruth Franco Management, Pinabrand, Bastardo Hostel, Asador Limbo
True