CERRAR
MENÚCERRAR

Quién es TATI GABRIELLE: La actriz de Sabrina que quiere escribir, dirigir y salir en una peli de Tarantino

Cine, Series y TV
Foto: Tiziano Lugli

La actriz Tati Gabrielle (maravillosa Prudence Night en Las escalofriantes aventuras de Sabrina, una de las series de Netflix de la que somos más fans) es nuestra chica de portada de octubre. Hablamos con ella en exclusiva.

Por las venas de Tati Gabrielle corre sangre norteamericana y coreana, pero sobre todo una asertividad y una determinación innatas. La actriz que da vida a Prudence Night en Las escalofriantes aventuras de Sabrina, una de las series de Netflix más divertidas, es adicta a la interpretación desde la más tierna edad y ha dado buena cuenta de sus tablas no solo sobre el escenario, sino también llevando las riendas en la dirección de actores en ese fructífero laboratorio que son las escuelas de teatro.



Decidida, con los pies en la tierra y comprometida con las causas más nobles sin renunciar a una rebosante hilaridad,Tati encarna a la perfección el espíritu combativo, pero conciliador, de una generación que acapara titulares por su implicación sociopolítica desde una juventud insultante para más de uno. Porque esta chica de 23 años no sueña con que el mundo se rinda a sus pies, sino en poner su granito de arena para cambiarlo. Y de algo está convencida: su destino está en sus manos.

¿Qué semejanzas y diferencias encuentras entre Prudence, tu personaje en la serie Las escalofriantes aventuras de Sabrina, y tú misma?

¡Hay muchísimas diferencias! Creo que soy la antítesis de Prudence. Quitando que a ambas nos gusta la moda, hay poca cosa en la que nos parezcamos. Yo soy de naturaleza muy alegre, algunos amigos me llaman "pequeño arcoiris". Prudence es la bruja mala, ha tenido una vida mucho más dura que la mía y y su visión es bastante amarga. Se ha creado una coraza para protegerse. Yo también he vivido situaciones complicadas, pero he tratado de minimizar su impacto. Siempre he sido optimista, así que su enfoque y el mío son totalmente distintos.


Foto: Tiziano Lugli


Sus personajes tienen superpoderes, como el de la protección. ¿A quién protegerías tú?

A mi familia y mis amigos, sin duda. Para mí sería muy difícil vivir sin ellos. Y creo que deberíamos cuidar a quienes trabajan por la paz en el mundo. Ojalá pudiéramos volver atrás y salvar a Martin Luther King y a Gandhi. Debemos tratar con mimo a todas esas personas que dedican su vida a crear un escenario más justo, más luminoso para la humanidad. Aquellos que han acariciado lo utópico, como algunos lo llaman.

Has rodado comedia y terror. ¿En qué género te sientes más a gusto?

Lo que más me gusta es el drama. Soy muy asustadiza, no puedo ver pelis de terror porque me muero de miedo (risas). Me aterran hasta los tráilers. Por eso es muy curioso que me haya involucrado en una serie como Sabrina. Si la viera en la tele, y no en el set, con todos sus efectos especiales y demás, me quedaría aterrorizada. En cualquier caso, me atraen más el drama y la fantasía que la comedia. Nunca me he considerado divertida. Mis amigos se ríen conmigo, pero no creo que sea porque diga cosas graciosas, sino porque he hecho alguna tontería. La verdad es que soy bastante torpe. El drama permite contar historias personales y expresar el dolor de formas a las que mucha gente no tiene acceso.

Como actriz, ¿qué tipo de proyectos y personajes te gustaría explorar?

Es difícil elegir, porque quiero contar tantas historias como pueda y desde todas las perspectivas posibles. Me encantaría interpretar a alguien que tuviera un severo desorden mental, como la esquizofrenia. O a un adicto. Algo que me empujara a desmantelar mis esquemas mentales y pensar como ellos.


Gorro de Brain Dead. Jumpsuit de Adidas x Ji Won Choi. Zapatos vintage. Pendientes de Jennifer Fisher.Foto: Tiziano Lugli


¿Te tienta el cine?

Totalmente, esa era mi idea cuando empecé a trabajar en esta industria. Vengo del teatro y siempre me he sentido identificada con esa idea de contar un historia en una sola dosis, como una pieza autónoma y completa. Es muy diferente interpretar un personaje de una película a uno de una serie. En el cine conoces a priori el principio, el nudo y el final de su desarrollo. En las serie sabes cómo empieza, pero no cómo va a evolucionar. La información sobre él te va llegando poco a poco y tu trabajo es ir montando las piezas para que tu personaje resulte creíble. Construyes otro tipo de puzle, como una escultura. En el cine es más como una burbuja que tienes que contar y, con suerte, los espectadores saldrán de la película llevándose algo de él. Así que me encantaría, espero que me llegue algún guion pronto.

¿Con qué directores te gustaría trabajar?

Con Tarantino, soy superfan. Cada vez tengo menos posibilidades porque siempre dice que se va a retirar, y es como: "¡Jo, yo quiero trabajar con él!" (risas). Y con Denis Villeneuve (Incendies, Prisoners, Enemy). Aún estoy aprendiendo, empapándome de películas. Estudié cine clásico durante tres años, pero como mi formación inicial fue en teatro, al principio mis conocimientos sobre cine eran más bien escasos. Quiero seguir investigando y descubrir a más cineastas interesantes con los que, idealmente, trabajar.

¿Qué has aprendido de la industria hasta ahora?

Mmmmm... Pues diría que es un sistema, como un juego en el que tienes que aprender a desenvolverte. Algunos lo calificarían como un juego de azar, y en parte lo es, pero también hay muchos factores que puedes controlar tú misma para construir tu destino.


Sombrero de Bacalla. Top de Janashia.Foto: Tiziano Lugli


¿Qué es lo mejor y qué lo peor de ser actriz?

Lo mejor es que puedo ganarme la vida con esto. Es fantástico porque me encanta contar historias y hacer uso de mi imaginación. Lo más difícil es que me reconozcan por la calle y en mi vida diaria. Tengo un poco de fobia social, así que cuando la gente viene a pedirme que me haga fotos con ellos y a hablarme, echo de menos mi privacidad. Pero al mismo tiempo me emociona ver que lo que hago les gusta, es muy gratificante.

¿Qué sueles hacer en tu tiempo libre?

Me encanta la naturaleza: escalar, pasear por el bosque, pasar tiempo con mi perra… También hacer cosas creativas, como dibujar y escribir, y desde hace poco también producir música con teclado. Y estar con mis amigos.

¿Cómo serían tus vacaciones ideales?

En algún lugar junto al mar, ahí dentro es donde más me gusta estar. Un lugar en la costa donde pueda conocer otra cultura y aprender de sus gentes. He estudiado Antropología comparada y me encantaría ir a algún sitio en el que no haya estado nunca.


Top de Lado Bokuchava via TATA-LA.COM. Falda de Claudia Savage. Foto: Tiziano Lugli


¿Qué tipo de libros te gusta leer?

Mi favorito en estos momentos es La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera. Lo leí por primera vez en el instituto y he vuelto a él. Me fascina cómo expone esa yuxtaposición de la vida en la que las cosas pueden parecer pesadas, pero que en realidad todo depende de cómo las mires. Al final la vida es ligera, porque todo lo que te enfurece o entristece hoy es algo de lo que mañana te reirás. También me ha encantado A New Earth, de Eckhart Tolle, que supongo que es un libro de autoayuda y que te enseña a encontrar la paz interior y a limitar tu ego para encauzarlo hacia lo positivo.

¿Qué planes tienes para 2020?

Me gustaría hacer una película e involucrarme más en la producción musical. Y escribir un guion, ya sea de un corto o de un largo.

CRÉDITOS:
Créditos imagen de portada: Top y shorts de Harry Halim Paris. Calcetines de Hanes. Sandalias de Jeffrey Campbell
Fotógrafo: Tiziano Lugli
Estilismo: Charlie Brianna
Maquillaje: Elie Maalouf