CERRAR
MENÚCERRAR

Por qué BILLIE EILISH es el mejor ejemplo de la nueva cultura popular de la Generación Z

Música
Jim Bennet / Getty

A menos de un mes de Billie Eilish visite Madrid, analizamos por qué la cantante estadounidense es uno de los mayores fenómenos de su generación y del universo de la Generación Z.

Suena en el menú del canal de pago de turno, en el taxi, en cualquier tienda… Si Bad guy no es el tema internacional del año, poco le queda. A medio camino entre Grimes y una diva de los 90, Billie Eilish, la cantante y compositora californiana de 17 años, tiene una imagen tan espontánea (y tan deseada por las marcas: ahí está su colección cápsula para Bershka) que hace pensar que su proyecto está muy trabajado. Concretamente desde hace cuatro años, fecha en la que Eilish sacase Ocean Eyes en octubre, su primera demo.

Que Billie Eilish es un icono de la música pop contemporánea ya nadie lo duda. Hasta la mismísima Lana del Rey es su fan. Con solo un disco, se ha convertido en un fenómeno mundial que aterriza esta noche en Madrid tras el apabullante éxito de su concierto de Barcelona. ¿Quieres saber qué canciones ha cantado? ¿Cómo iba vestida? ¿Qué vídeos le hicieron sus fans? Te lo contamos para saber qué esperar de su concierto de esta noche en Madrid.

La joven O'Connell (su segundo apellido) tuvo en quien fijarse: su hermano Finneas (también conocido por su papel en Glee) ya triunfaba relativamente con su banda The Slightlys. Algo que ella ha reconocido no llevar bien en su momento pero, mucha culpa de la madurez de las letras que encarnan los temas de Eilish ahora la tiene el duo Finneas-Billie, autores del disco de debut de la cantante: When We Fall Asleep, Where Do We Go?

Antes, en 2017, la cantante lanzó varios singles: Bellyache y Bored, este último para la serie '13 Reasons'. Apple le dio el título de Up Next Artist a mitad de año y en febrero del pasado año vino su primer tour. Artistas americanos de la talla de Vince Staples o Khalid han lanzado colaboraciones con ella; el último, Justin Bieber, quien se ha confesado fan (junto tantos otros, como Rosalía -con quien ya ha anunciado colaboración- o Dave Grohl); a lo que ella hizo lo propio en su instagram, mostrando la cover del featuring (Bad Guy) donde una jovencísima Eilish aparece en una habitación llena de posters de Bieber a sus espaldas.


Billie Eilish ¿Andrógina? Puede ser.
¿Asexual? Su actitud no dice lo contrario.
¿Polémica? A veces (solo hace falta googlear su nombre para comprobarlo)
¿Inteligente? Mucho.

Lo cierto es que, por muy pop que quiera sonar, Billie Eilish es la antítesis del pop. Al menos en lo que a su persona se refiere, porque la maquinaria es la misma. En cuanto a géneros también inclasificable de primeras, en su último trabajo hay temas de domingo por la tarde como I Love You o Lovely (con Khalid) que se intercalan con otros de beats imparables como los de When The Party's Over, Ilomilo o, en un plano más melódico, Wish You Were Gay.

La influencia 90's no solo se nota en sus referencias, sino que All Good Girls Go To Hell (por ejemplo) bien podría haber pertenecido al Baby One More Time de Britney, o My Strange Addiction, donde el toque de la producción (Finnear here) sobresale notablemente. Además, joyas tan honestas como Bitches Broken Hearts revelan el diamante en bruto que representa Billie Eilish en realidad.

Billie Eilish en un evento de Chanel

No es de extrañar que marcas como Chanel o Calvin Klein no hayan tardado en fijarse en ella. Si el festival Coachella o estadios enteros alrededor del mundo se han rendido ante Eilish en menos de un año, ¿qué puede hacer con el próximo disco? Puede que estemos ante la próxima Taylor Swift del urban… ¿pop?




La cantante de Bury a friend nos sorprendió hace un tiempo confesando que las Spice Girls no eran reales, y ahora nos acaba de romper nuestro corazón millennial. Ha reconocido que no sabe quién interpretó a Lizzy McGuire en la mítica serie de los 2000 y eso simboliza todo lo que está mal con la gen Z