CERRAR
MENÚCERRAR

BRISA FENOY: "¿Cómo hoy la gente joven puede hacer planes de 'futuro'? El presente lo hace inviable"

Música
Foto: Javier Antón

Hablamos con la cantante y compositora Brisa Fenoy, que acaba de lanzar un single muy reivindicativo llamado Generación que quiere ser un himno para millennials y zeta. La artista nos habla sobre la música urbana en España, sus influencias (con M.I.A. a la cabeza). lo bien que se lleva con Instagram y cómo Lo malo le sigue dando alegrías

Cuando le preguntamos a Brisa Fenoy, al final de la entrevista, si le apetece añadir algo nos lanza un piropazo: "Tenéis claro que las tendencias en el mundo millennial unen estética y ética". Y algo de sus contemporáneos y contemporáneas (de los nuestros) sabe la artista, que acaba de estrenar un single que justamente se llama Generación. Una canción de ritmo urbano y letra muy comprometida, un tema que quiere inspirar a la gente más joven a ser conscientes de sus circunstancias, protestar y luchar por mejorarlas.

Últimamente, la hemos visto también ampliando horizontes. Además de cantar y componer (ahí están hits como Lo malo o Jericó, una propuesta en la que Fenoy habla sobre migración y en la que nos recuerda su preocupación por no desligar la creatividad del compromiso social), hace poco vimos a la artista presentando Top Photo, un talent show de Movistar + sobre fotografía hecha con smartphones.

Conversamos con ella sobre todas sus facetas, su música más reciente y su visión de la moda y del estado del arte de la música urbana en nuestro país.


Javier Antón

Generación es un tema que anima a los jóvenes a sobreponerse a las circunstancias que les ha tocado vivir. ¿Cuáles son las cosas que más te preocupan como integrante de esa generación?

Para preocuparse hay un buen número de asuntos. Sobre todo porque parece que no podemos ocuparnos. Desde siempre en mi familia he escuchado que mejor que preocuparse es ocuparse. Y en esas ando buscando la menara de ocuparme, desde mi pequeña parcela de responsabilidad de hacer aquello que pueda ayudar a resolver los graves problemas que padecemos.

El tema medio ambiental es un gran bloque que afecta tanto, tanto a nuestras vidas que asombra la poca atención que se le presta tanto en medios políticos como en general. Las grandes catástrofes producidas por el cambio climático, resultado de una actividad contaminante desmedida por emisiones de CO2, así como el grave daño en las aguas de los residuos plásticos y productos químicos de todo tipo tanto en la industria como en la agricultura, son dos botones de muestra de ese mundo que ya estamos heredando esta generación millennial.



El videoclip que acompaña a la canción está ambientado en Algeciras, tu ciudad natal. ¿Por qué decidiste hacerlo allí?

Seguro que conocer a muchas de las personas que participan en él me animó a hacerlo, porque son luchadoras, están comprometidas con sacar sus vidas adelante, hacen planes de familia (increíble) y nadie, nadie se lo reconoce. Reconocernos es esencial para poder unir voluntades y acometer tareas inaplazables para garantizar nuestra existencia como adultos, como ancianos (muchos llegarán) con condiciones de vida dignas ahora (YA) que hagan posible la atención a los mayores y enfermos. En fin que mi tierra me tira un montón, porque es muy, pero que muy bella y las gentes que la habitan son muy buena gente.

A menudo leemos titulares muy críticos con los millennials o los zeta. ¿Qué cosas son las que peor te sientan de las que se dicen sobre la gente joven? ¿Con qué críticas sí estás de acuerdo?

Que hay un sector de esa generación sumergida en lo cotidiano es cierto. Que la falta de perspectiva global preside el día a día, también. Que una buena parte de esa generación que fue animada al estudio con promesas de vidas mejores venideras está muy defraudada, también.

Todos aquellos que nos critican (en general) no acaban de hacer el diagnóstico de las causas que provocan esos comportamientos. Nunca antes en la historia de este país la juventud ha estado más preparada. ¿Por qué la tasa de desempleo de la gente joven casi es el 50%? Y si hablamos de los que tienen trabajo, ¿a qué se le llama trabajo? Contratos por x horas a las que hay que sumar z no pagadas ni reconocidas, sueldos de miseria que no permiten lo mínimo, reponer la fuerza de trabajo gastada, condiciones de vida "miserables", aunque ya nos hayamos acostumbrado, compartiendo varias personas pisos con alquileres imposibles de pagar… Y la natalidad baja. Algunas personas se asombran. ¿Cómo hoy la gente joven puede hacer planes de "futuro"? El presente lo hace inviable.

¿Cómo ha sido la experiencia de dirigir tú misma el videoclip?

Lo he codirigido con Juan Gonzalez, un fantástico y muy creativo director, que ya dirigió el videoclip de mi tema P'arriba. La experiencia muy ilustrativa de todo lo que hay que hacer previamente y con más calma. Llevo un trajín que condiciona un ritmo excepcionalmente rápido para mi gusto y cuerpo. El compartir con un equipo de profesionales excepcionales ha sido una gran experiencia para mí. También he experimentado el asombro de cómo se resuelven infinidad de incidencias con mucha, mucha creatividad. La verdad es que será inolvidable lo vivido y sobre todo lo aprendido.


Vic y Gab fueron primero Vic and Gab y luego REYNA, un dúo de pop brillante y electrónico que recuerda a Robyn o Tegan y Sara (que las recomiendan). Estas jóvenes mexicano-estadounidenses acaban de fichar por la casa de management de Billie Eilish y de lanzar el single The way I loved you, un himno queer que las consolida como referente para la comunidad LGTBIQ+ y, claro, para todos los públicos


La música urbana es sin duda el género del momento. ¿Cómo ves la escena?

En cuando a las cuotas de audiencia y el volumen de producciones musicales su situación es muy saludable. Alguien me comentó que a Spotify llegan 100.000 temas semanales (me pareció una cifra extraordinaria). Aunque fuese algo menos el volumen impresiona. Y de ellos la inmensa mayoría es música urbana. El uso de medios tecnológicos está cada vez más al alcance de todas las personas y ello produce una "democratización", una mayor acceso a la producción musical. Pero no basta producir, hay que llegar a ser oído. No basta escribir un texto, este debe ser leído.

Y es en los canales de difusión donde las mentes creadoras encentran mayores dificultades. Porque el tiempo y espacio de los canales de difusión es limitado, mientras que las producciones aumentan exponencialmente. Un asunto complicado, más aún cuando de esto de la música pocas personas pueden vivir. Pero a pesar de ello la cantera de sueños parece inagotable y la voluntad de los seres humanos es indomable. Cuantas más dificultades, más canciones cobran vida. Es para estar orgullosos.

¿Qué artistas encuentras más inspiradores o te interesan más? No solo en la música, sino también en otras disciplinas.

Gracias al ambiente musical que me rodeó desde que recuerdo, encontré en la música a mujeres con "carácter". Internacionalmente a M.I.A, sin duda mi referente, Janis Joplin, Nina Simone... Estas últimas desarrollaron en un tiempo difícil sus trabajos con un estilo propio. En España tengo bastantes ejemplos: Beatriz Luengo, a la que agradezco su enorme confianza ya que nada más presentarme como artista me invitó a colaborar en su disco; o Vinila Von Bismark, La Mari de Chambao, Bebe, y, sin dudarlo La Mala Rodríguez, de ellas he recibido influencias desde hace bastantes años. Poetas como Serrat que me han presentado a poetas de la talla de Machado o Miguel Hernández. Un capítulo aparte tienen aquellos pensadores que me han ayudado a ser algo más consciente, estar un poco más despierta: Eduardo Puntset, Gandhi…


En una entrevista al respecto de tu participación en el programa Top Photo, comentabas que habías aprendido mucho sobre fotografía pero también sobre redes sociales. ¿Cómo es tu relación con ellas?

Me llevo muy bien con las redes, y hay que aprender casi todos los días, pero son imprescindibles para comunicarse. No sólo emito, sino que recibo y en ese sentido el concepto de EMIREC, acuñado por Agustín García Matilla, Catedrático de Facultad de Ciencias de la Comunicación y amigo de mis padres, se antoja potente. Porque en el mismo momento de ser emisores también somos receptores.

Lo malo fue un momento importante en tu carrera. ¿Cómo lo valoras habiendo pasado ya cierto tiempo?

Muy positivo. De hecho ese viento sigue soplando mis velas. En un reciente programa de la cadena SER, los tertulianos comentaban algo de OT, de ahora, y se acordaron del detalle de que de la canciones que han pasado por el programa, decenas, sólo recordaban una autora de una de ellas, de las demás se les olvidó el nombre de quien la compuso. De Lo Malo se acordaban y de que Brisa Fenoy fue la compositora.

Aunque has comentado que tu carrera como modelo sirvió sobre todo para poder dedicarte a la música, ¿conservas interés por la moda? ¿Te involucras mucho en tu imagen, tu estilismo?

La imagen es esencial, porque como sostenía en una mesa redonda organizada por Desigual, la imagen es lo primero que comunica. Y si pretendo comunicar mensajes es evidente que mi estética debe ser (no solo estar) acorde con ellos. Ética y estética son aspectos íntimamente ligados, sobre todo cuando se persigue estar despierto en todo momento, estar presente, para ayudar a extender mensajes transformadores. Cada prenda que me pongo obedece a un motivo, más allá y siempre tenidos en cuenta, los principios de mezclas de colores, texturas…

La moda genera una enorme creatividad y profesionalidad. El mundo de la moda, como creación, debería ser objeto de reconocimiento y valoración. Es una industria potente en la que muchas personas creativas, artistas y artesanas, desarrollan y dan mucho de sí mismas. Cada vez más el empresariado de la moda se esfuerza en dar a conocer que sus productos pasan controles de calidad, no sólo en cuando a materiales y diseño, sino también en cuando a la mano de obra que los fabrica. El lema sería por una moda ética y estética.


¿Qué planes o qué proyectos tienes a la vista?

Planes un montón. Proyectos, alguno que se está concretando en torno a un álbum que confío pueda sonar no muy tarde y que se pretende gestar en torno a una idea madre que le dé coherencia al conjunto de mensajes en mis canciones.