CERRAR
MENÚCERRAR

Blonde Poulain, el rapero que canta a la gentrificación y a los bares "de viejos"

Música


Lo estamos viendo constantemente: las grandes ciudades mutan, los barrios van dejando cada vez más de serlo.
Y encontrar un lugar en el que sentirse en familia y sin ínfulas es misión imposible.
Blonde Poulain ha decidido cantarle a todo esto en una colección de canciones dedicadas a la gentrificación.

'Cinco relatos sobre la gentrificación y la nueva movida madrileña', así se llama este proyecto del rapero Blonde Poulain. La iniciativa surge de algo que estamos presenciando en el día a día: los bares llamados coloquialmente "de viejos" van cayendo como moscas. Y Pablo Nicolás Botía, nombre real del artista detrás de estas canciones, no se ha querido quedar de brazos cruzados: las ciudades están perdiendo personalidad y se están elitizando, y alguien tenía que alzar la voz.

Blonde Poulain 🍺 Bares de viejos

A lo largo de 2018, año negro de cierres de establecimientos hosteleros míticos en Madrid, Blonde Pulain fue recopilando los recortes de prensa en los que se narraban esas pequeñas tragedias diarias. Con todo el material preparó la publicación 'Madrid Castizo' a modo de homenaje, un cartel que simulaba la portada de un periódico que ha podido verse a principios de 2019 en diferentes localizaciones icónicas por las zonas de Tribunal, Alonso Martínez, y Tirso de Molina (algunos de los lugares más afectados de la capital), de los que todavía se pueden ver restos bajo los carteles amarillos de "Compro Oro".

Blonde Poulain rapero gentrificacion periodico

Cinco canciones y un vídeo repletas de contemporaneidad y gentrificación

Un abordaje musical y audiovisual de lo más sugerente es esta propuesta: canciones bien hiladas, letras punzantes, y una reivindicación de lo cotidiano y de lo auténtico, desde la más estricta contemporaneidad. Hay alusiones pop: una mención a Yung Beef "Me perdí por Madrid como Jean (sic.) Beef", parafraseando su canción homónima, e incluso un clip de audio de la entrevista que David Broncano le realizó al fundador de PXXR GVNG, en la que ofreció una respuesta un poco vaga y de lo más derrotista con respecto a la gentrificación y a su "inevitable" realidad, que "no es algo que se pueda controlar".

No faltan tampoco menciones a bares y sitios populares de Madrid: el Baobab, que es ese restaurante senegalés que se encuentra precisamente al lado de Clockers, la tienda de ropa que Yung Beef y sus secuaces tienen en Lavapiés; o los desaparecidos Palentino, Prado, o el Lozano "el de los minis cargados". En el apartado de bares que resisten y a los que Blonde Poulain ensalza, están Casa Camacho y sus yayos (me uno a la reivindicación… siempre he dicho que cuando se cierre el mítico Camacho, Malasaña habrá muerto definitivamente), o el Milana Bonita, con Paca preparando los bocatas.

Cinco hits con frases tan elocuentes como "la gentrificación está a la vuelta de la esquina" ('Esgrima, 7'), o "es una forma de vida, y Malasaña está muerta" ('Bares de viejos'), que nos hablan de esos pisos enteros gestionados por plataformas de alquiler vacacional, de precariedad, "contratos de mierda", y sueldos de "400 pavos"; de su nostalgia por los bares de café con leche en vaso de caña, de platos combinados en sitios emblemáticos, y hasta de su añoranza de los que tienen siempre puestos toros en la tele y máquina de tabaco como reclamo.

Amanecer con un sello del Ocho y medio en la mano y con flyers por los bolsillos en medio de una fuerte resaca del licor alemán de color negro por excelencia, o subir stories de instagram "por si acaso" para recordar la noche anterior son también relatos cotidianos de la gran ciudad que escucharás en 'Cinco relatos sobre la gentrificación y la nueva movida madrileña'. Y Casto, del Palentino, puede que mientras tanto esté escuchando en el cielo y tirándonos pistachos.