CERRAR
MENÚCERRAR

Aquí están las ideas de REGALOS DIFERENTES para bodas millennials que te faltaban

Ocio y Cultura

Hola-qué-tal, ¿estás en el barco de la hartura de regalar solo impersonal dinero en las bodas? Hay vida más allá del número de cuenta bancaria. Aquí algunas ideas de regalos diferentes para bodas.

Las bodas son ese evento que amamos y odiamos a partes iguales, aunque al final siempre queda ese maravilloso sabor de boca de lo bien que lo pasamos, lo precioso que fue todo, y la inyección de buen rollo recibida. En los preparativos previos a la boda, además de todos los asuntos de indumentaria, complementos y belleza en los que hay que pensar, siempre sobrevuela un sempiterno tema: el regalo.

Todo el mundo sabe que el ingreso en cuenta bancaria es una cosa impepinable para que la boda pueda salir adelante. La cifra a ingresar forma parte de esos temas tabú que nos rodean y de los que no se habla, y ese melón aquí no lo vamos a abrir. Pero lo que sí que podemos hacer es darte la idea de dedicar un poquito (poco) de ese dinero que vamos a ofrecer a añadir un regalo especial, definido y tangible.

Ten en cuenta que si os ponéis de acuerdo 15 amigos y ponéis 30 euros por persona ahí tenéis 450 euritos para un regalo más que decente y único. Y cuantas más personas consigáis juntar, mayor puede ser el impacto del regalo. Un recuerdo para toda la vida, que es de lo que se trata, ¿no? Aquí van algunas ideas para hacer del regalo del día perfecto algo ídem:

Un grupo de música o DJ actuando en la boda por sorpresa

Esto puede sonar una liada muy grande pero no tiene por qué serlo. Quien dice un grupo dice artista solista, o DJ. Eso sí: es importantísimo que el artista en cuestión guste mucho mucho mucho a la pareja, y que os encarguéis de todos los detalles. En ocasiones es tan sencillo como un micro y un buen amplificador, que hay artistas que pueden proporcionároslo ellos mismos e incluirlo en su fee. Una llamadita al sitio en el que se celebra la boda avisando del asunto musical por aquello del ruido, y pidiendo que os mantengan la sorpresa (¡eso es indispensable!) no estarán de más.

Una obra de arte

Las obras de arte son, junto con las joyas, el regalo imperecedero por excelencia. Son siempre una alegría, además de una inversión, y hoy en día hay opciones para todos los bolsillos y gustos. Una obra original siempre resulta una posesión muy atractiva, y más si es personalizada. Considerar la opción de encargar un retrato de la pareja a algún artista del que os guste el estilo no es ninguna tontería. Recibir una obra hecha especialmente para ellos que les recuerde el feliz día será simplemente increíble.

Una vajilla chula y especial


Regalar una vajilla es lo que se hacía antes, sí. Pero no por clásico y por recordar a aquello del ajuar es un mal regalo. De hecho hay conjuntos maravillosos tanto de marcas tradicionales tipo la espléndida porcelana gallega de Sargadelos, como de artistas ideales como Andrea Zarraluqui, o talleres artesanos como Arte Hoy, de Pedro León. Es algo precioso, útil y un caprichazo que uno mismo no se suele dar, pero que regalado sabe a gloria.

Una experiencia gastronómica

Si sabes a dónde se van de viaje de novios, ¿por qué no echáis un ojo a los restaurantes con Estrella Michelin o similar que haya por la zona y reserváis en alguno de ellos? Seguro que disfrutarán felices de ese menú degustación para dos en el paraíso gastronómico de turno. En caso de que no queráis inmiscuiros en la agenda de su viaje, regáladselo para la ciudad en la que viven para una fecha especial dentro de unos meses… A todo esto, si preferís que no sea un tema gastronómico, podéis regalar una experiencia de cualquier otro tipo: una noche en un hotel especialísimo, una sesión de relax o de deportes de aventura… ¡Las posibilidades son infinitas, y sin duda esta vivencia perdurará en su memoria!

Suscripción mensual a flores frescas preciosas

¿A quién no le gustaría recibir un ramo de flores frescas así todos los meses en casa?Blooms

Porque el regalo de boda no tiene por qué verse o disfrutarse en el momento, y puede hacerse algo que perdure en el tiempo. Existen servicios de suscripción mensual a flores frescas como Blooms que son una auténtica maravilla y mantendrán la casa de la pareja recién casada estupendísima. Se acordarán de vosotros seguro, y expandiréis el disfrute de ese día especial. ¿Por qué no?