CERRAR
MENÚCERRAR

Por qué la legislación contra el ABORTO tiene un impacto psicológico real y peligroso

Life
Anthony Tran / Unsplash

He aquí las consecuencias de la legislación contra el aborto y el porqué tener en riesgo nuestros derechos reproductivos afecta nuestro bienestar y salud mental.

Estaba en un Starbucks en Hollywood cuando recibí la alerta de noticias de que Alabama iba a tratar de poner fin al aborto de una vez por todas. Todo mi estado de ánimo cambió casi de inmediato cuando vi a otras mujeres mirar los zumbidos y pings en su teléfono. "Maldita sea", murmuró una mientras se desplomaba en su silla y hacía clic en la historia. Había un hedor casi tangible en el aire que hizo que todos dejáramos de tomar nuestros cafés y escribiéramos en nuestras pantallas. Eventualmente, todos seguimos caminando, con agujeros en el estómago y sonrisas falsas en nuestras caras.

Vivimos en una época incierta sobre la salud física y mental de las mujeres, en la que el aborto sigue siendo ilegal en muchos países y en la que varios estados de USA, la primera potencia mundial, han adoptado políticas antiaborto. Aún así, hay famosas que han pasado por un aborto, voluntaria o involuntariamente, y han contado sus experiencias sin tapujos. Aquí os dejamos algunas.

Esta secuencia de sucesos es una a la que ya está acostumbrada la mayor parte del país: escuchamos sobre una atrocidad que afectará a miles de personas; nosotros entramos en pánico y luego lo sacamos de nuestras mentes para que podamos seguir siendo productivos en nuestros trabajos y agradables para nuestras familias.

El aluvión de restricciones al aborto que se han introducido en Alabama, Georgia y Ohio ha tenido un impacto especialmente difícil en nuestro bienestar psicológico. Adobar el miedo constante de que te quiten tu autonomía corporal tiene verdaderas consecuencias para la salud mental, y los últimos meses han sido una corriente interminable de malas noticias cuando se trata del futuro de las leyes relacionadas con el aborto.

Missouri ha intentado cerrar la última clínica de aborto que le quedaba, Ohio está tratando de redactar un procedimiento de embarazo ectópico médicamente imposible, y los llamados proyectos de ley de "latidos cardíacos" se están aprobando sin comprender cómo y cuándo las personas descubren que están embarazadas. (Sugerencia: es más frecuente después de seis semanas, particularmente en el caso de un embarazo no planificado).

"Con cada alerta de noticias o cada ping que hace tu teléfono se produce una respuesta fisiológica en tu cuerpo, obtienes un golpe de adrenalina, recibes un golpe de cortisol (que es la hormona del estrés)", dice Melissa Paschke, LCSW, ERYT de Soporte PPD de Brooklyn. "Estamos constantemente ebrios de hormonas del estrés, saturados con ellas todo el día, todos los días".

Si te has sentido irritable, ansiosa, deprimida y abrumada ante la idea de consultar las noticias o buscar las facturas propuestas por tu estado, puedes estar segura de que estás teniendo una respuesta razonable dadas las circunstancias. La tasa en la que el caso Roe contra Wade** parece estar degenerando en leyes anti aborto tiene un impacto directo en nuestra salud mental y bienestar.

El despojo sistemático de los derechos reproductivos no es solo un problema político, es un asalto a la seguridad y la autonomía de cualquier persona que pueda quedar embarazada.

Ser obligado a tener un hijo puede afectar toda la trayectoria de la vida, desde las opciones educativas hasta las posibilidades profesionales, y muchos de estos proyectos de ley afectarán más directamente a las personas de color de bajos ingresos en el estado. Además de eso, las mujeres que han experimentado embarazos ectópicos, agresiones sexuales o embarazos traumáticos de primera mano se ven obligadas a revivir sus experiencias y contar sus historias en bucle.

"Como seres humanos, tenemos ciertas necesidades básicas que debemos satisfacer para que podamos funcionar en nuestra vida diaria", dice Erin Joyce, Psy.D., psicóloga clínica que se especializa en el trauma basado en evidencia y que se centra en la terapia. Además, añade:

"La seguridad física, que estamos seguros en nuestros cuerpos, es una de esas necesidades fundamentales. Y para sentirnos seguros en nuestros cuerpos, necesitamos sentir que tenemos control sobre nuestros cuerpos, así que cuando sentimos que ese control está amenazado , entonces es muy angustiante, muy desestabilizador "



--------------------------------------------------

** El caso Roe contra Wade o Roe vs. Wade es el nombre del caso judicial de 1973, por el cual la Corte Suprema de los Estados Unidos despenalizó —por fallo dividido de 7 contra 2— el aborto inducido en ese país.



Extracto del contenido publicado originalmente por Ivana Rihter en NYLON US.

Traducción: Lucía Pardavila



True