CERRAR
MENÚCERRAR

¿Cada cuánto hay que lavar los vaqueros? ¿Y el pelo?

Social

Piénsatelo dos veces antes de lavar los vaqueros y tu pelo también, sobre todo si lo haces a diario. Estos y otros mitos sobre cosas que (supuestamente) debes hacer.

24 horas pueden dar para mucho. El ser humano es inquieto, hace cosas. Grandes y pequeñas. Necesarias… e innecesarias algunas veces. Siempre hay mitos y creencias exageradas o que no afectan como se piensa. Seis ejemplos:

Lavarse el pelo. ¿Cada cuánto tiempo?


No laves vaqueros ni pelo a diario champu


Una cuestión con mucho debate detrás por parte de dermatólogos y expertos que, no obstante, tiene una respuesta sencilla: el pelo ha de lavarse cuando la persona lo crea necesario.

Esto significa que todo depende del estilo de vida del tipo de pelo. Una persona deportista, por ejemplo, tendrá una frecuencia de lavado mayor que alguien que no lo sea. Igual ocurre con personas con tendencia a cabello graso. Los hábitos varían: está el 'día sí, día no' y el 'no soporto la sensación de pelo sucio'.

En lo que no hay discusión es en desmontar ese mito de 'lavarse todos los días o varias veces un mismo día el pelo hace que se caiga más'. Falso.

La vitamina C y los resfriados

Tomar un zumo de naranja es bueno, claro que sí, pero no va a curarte el catarro ni va a ayudar a prevenirlo.

La creencia, extendida desde los años 70 por el bioquímico Linus Pauling, ha sido desmentida por multitud de estudios. Uno de los más referenciados, realizado por científicos australianos y finlandeses a más de 11.000 personas en 2007, mostraba que una dosis de al menos 200 mg diarios de vitamina C tenía muy pocos efectos para reducir la duración o gravedad de los resfriados.

Sobre el lavado de los vaqueros

En 2014, Chip Bergh, director general de Levi's (una de las marcas de vaqueros más famosas), sorprendió a muchos reconociendo que uno de sus pantalones favoritos, el cual tenía desde hace un año aproximadamente, no había pasado nunca por la lavadora. "Sé que suena asqueroso… pero, créanme, puede hacerse", declaró.

Bergh, claro está, se refería a vaqueros de su marca. Así, un lavado excesivo podía estropear el tejido e interrumpir o modificar su aspecto de envejecimiento natural. Eso sin contar el agua que podría ahorrarse (y por consiguiente reducir el impacto ambiental).

¿Y la suciedad, qué? Josh Le, estudiante de la universidad de Alberta (Canadá), probó en un estudio, junto a una profesora, que la acumulación de bacterias era prácticamente igual en vaqueros que no habían sido lavados en dos semanas y en 15 meses. Al final, no es cuestión de lavar el pantalón día sí y día también. Cada uno lleva consejos sobre su correcto lavado y también influye la higiene personal de cada usuario.

El mito de los ocho vasos de agua

Agua = vida. De eso no hay duda. Pero no hay ningún gran estudio que especifique en ocho los vasos de agua que hay que beber al día para estar hidratados.

Según investigadores de la Universidad de Monash (Australia), basta con escuchar las necesidades de nuestro cuerpo. "Si hacemos solo lo que nuestro cuerpo nos demanda probablemente lo hagamos bien: simplemente bebe según la sed que tengas y no en función de ninguna programación".

Alimentos que NO deberías guardar en la nevera

  • Los tomates pierden su sabor (el frío hace que se frene su proceso de maduración).
  • Poner las patatas a baja temperatura provoca que el almidón se convierta en azúcares, lo que convertirá a la patata en dulzona y harinosa.
  • La humedad de la nevera hace que las cebollas se reblandezcan y se pongan mohosas.
  • El frío hace que la pulpa de frutas tropicales como la piña o el plátano se vuelva pastosa y su piel se ponga negra, interrumpiendo su maduración natural.
  • El chocolate, por lo general, no hay que meterlo en la nevera. Bueno, si hace mucho calor o tiene un relleno lácteo pueden ser casos excepcionales. El frío provoca una especie de capa blanquecina en el chocolate, fastidiando su sabor y textura.

El 'inútil' botón de cierre de los ascensores


No laves vaqueros ni pelo a diario ascensor

Lo de inútil es discutible, sí. Lo que es funcionar, funcionan (tantas veces como el botón 'Peatón pulse' de los semáforos). Lo interesante de los botones de cierre de puertas de los ascensores es su denominado 'efecto placebo'.

El botón está ahí "solo para darle a la gente la impresión de que participa de algún modo y contribuye a acelerar el viaje en ascensor", explicaba el sociólogo Slavoj Žižek. Por tanto, es un botón que proporciona la ilusión de tener el control sobre el ascensor.


Este contenido fue publicado originalmente en Eslang
True