CERRAR
MENÚCERRAR

Madelaine Petsch (Cheryl, de Riverdale) sobre sus problemas de ansiedad, salud mental y la importancia de ir a terapia

Social
Foto: Lindsay Byrnes

La actriz pelirroja que interpreta a Cheryl en Riverdale (The CW), Madelaine Petsch, no duda en hablar de sus problemas de salud mental y cómo ir a terapia y compartirlo con su compañera en la serie Camila Mendes le ha ayudado.

La actriz Madelaine Petsch (Cheryl, en Riverdale, coincide con su compañera de reparto Camila Mendes -Veronica Lodge- en que ambas no temen hablar en público de sus problemas de salud mental. Hemos hablado con nuestra pelirroja favorita sobre su vinculación con el #MeToo, la razón por la que se abrió un canal de Youtube y, ahora, sobre cómo la terapia le ha ayudado con sus problemas de ansiedad y ataques de pánico y, en consecuencia, a ser mejor en su trabajo cuando dejó de intentar alcanzar la perfección.

La joven actriz Madelaine Petsch, que interpreta en Riverdale (The CW) a Cheryl Blossom, es uno de esos talentos de la generación z a los que prestar mucha atención. Te la presentamos con esta sesión de fotos en exclusiva para NYLON US.

Hay una dicotomía interesante que existe en Internet en este momento, y que existe en el rincón que se ha construido online la intérprete. Mientras que algunas cosas aparentemente inocuas, como las amistades, la familia, etc., se consideran prohibidas para el consumo público, otras cosas que se consideran tabú, como la agresión sexual, se han hecho más públicas que nunca. Puede parecer contradictorio, tal vez, darse cuenta de que los límites de una persona no abarcan cosas que durante mucho tiempo se consideraron privadas, pero meterse en esa área de incomodidad es la manera en que comienzan las conversaciones y se avanza. Por eso Petsch también habla sobre ir a terapia, y cómo la ayudó a superar la ansiedad social y los ataques de pánico.

"Hay que hablar del estigma, amigo", dijo Petsch, mientras conversamos sobre lo que la hizo buscar terapia. "Quiero decir, ni siquiera sabía lo que era, pero solía tener ataques de pánico realmente malos justo antes de entrar en Riverdale. Luego, comencé a tener una ansiedad social muy mala, y solo pude concentrarme en lo que son esas cosas y superarlas [con terapia]".

Continúa: "No digo que haya hecho ya todo el trabajo que tengo que hacer, pero identificarlo es el primer paso. Solo podría haberlo conseguido con terapia. Así que entiendo que tal vez la gente piense que hay algún tipo de estigma en torno a la terapia, pero es como hablar con tu madre, con tus amigos".

El casting femenino de Riverdale, muy abierto a hablar sobre salud mental

Y, de la misma manera que Petsch había mencionado que ser parte de una comunidad era un aspecto importante del movimiento #MeToo, señaló que es algo similar con el bienestar mental. Ella dijo: "La salud mental es increíblemente importante para mí, y estoy tan feliz de ser parte de un grupo de mujeres [en el reparto de Riverdale] en el que todas hablan abiertamente de ello. Si estoy teniendo un mal día y siento que mi ansiedad está por las nubes, llamo a Cami [Camila Mendes], voy a su casa y comemos albaricoques secos y hablamos sobre todos mis problemas hasta que lo haya ventilado".

Y a pesar de que la comunidad de la intérprete consiste en millones de seguidores, y más inmediatamente de sus co protagonistas de Riverdale, la lección que está impartiendo al compartir el poder de la comunidad es universal: recuerda que no estás solo, recuerda que nadie es perfecto y tú tampoco tienes que serlo.

Esta última parte es algo con lo que Petsch luchó durante un tiempo hasta que llegó a un acuerdo con el hecho de que el arte y la vida son inherentemente desordenados: "No creo que el perfeccionismo y el arte puedan estar en la misma oración, pero no era consciente de eso cuando comencé... No necesariamente con Cheryl, sino más bien con Madelaine como persona. Mi vida tenía que ser perfecta. Pero me di cuenta de que la vida de nadie es perfecta. Mi vida ciertamente no está cerca de eso. No existe el arte ni el artista perfectos".

Madelaine Petsch y la perfección

Tal vez sea divertido pensar que cuanto más se aleja Petsch, la persona, de intentar alcanzar la perfección como artista, mejor es Madelaine Petsch, el personaje. Parece otra de esas contradicciones binarias que te exigen elegir: ser uno u otro, persona o persona, líder o seguidor, pero nunca ambos.

Pero, lo que nuestra protagonista ha demostrado, lo que muestran muchos otros jóvenes al dividir sus vidas reales de las que viven online, es que los binarios existentes anteriormente son inadecuados para comprender cómo son las cosas ahora, y eso es particularmente cierto para nuestras concepciones de lo público y lo privado.

Entonces, sí, puede parecer extraño, un poco, que Petsch pueda hacer una transición perfecta entre ser ella misma y ser Madelaine Petsch, lo que queda claro es que en realidad es liberador, una forma de reconocer que la autenticidad es solo una verdad parcial de todos modos, porque nuestras vidas evolucionan, lo que somos evoluciona también. Sabe que la perfección no solo es inalcanzable, sino que no es interesante; es consciente de que la prioridad radica en tener control sobre su propia historia, o más bien, sus historias. Aún no tiene claro cómo continuará usando su voz al servicio de esas historias. Pero será una voz propia, y la gente escuchará lo que cada una de las diferentes Madelaines tenga que decir.

Contenido editado del publicado originalmente por Kristin Iversen en NYLON US