CERRAR
MENÚCERRAR

¿Dejará de ser machista el cine de terror?

Social

Hablamos con las Bloody Girls, una iniciativa formada por dos mujeres que desenmascaran los mecanismos patriarcales hegemónicos del género de terror, sobre rape and revenge, torture porn y estereotipos en las pelis de miedo

El cine de terror y fantástico es uno de los que más sistemáticamente relega a las mujeres al papel de la víctima. Una víctima a la que vamos a ver sufrir, enfrentarse a todo tipo de males, y 'masculinizarse' tomando una actitud 'masculina' de fuerza (algo de lo que te hablamos también respecto a la misoginia interiorizada de Rebeca, en Élite) y valentía, o directamente morir. Y mira, eso cansa (mucho) y hay iniciativas de mujeres desgranando todos estos mecanismos, poniéndolos negro sobre blanco, y contribuyendo al desarrollo de un punto de vista crítico también al consumir este tipo de audiovisual.



A analizar estas cuestiones se dedican las Bloody Girls: Aida y Elena, dos apasionadas del cine de terror y fantástico que trabajan en la industria cinematográfica. Con su proyecto Bloody Girls buscan divulgar y analizar la representación de la mujer en la historia del cine de género, y relacionarlo con otras formas artísticas y movimientos feministas.

La iniciativa surge con la idea de hacer proyecciones, charlas y artículos donde analizar y difundir el tema , siguiendo un poco la estela de un proyecto en Reino Unido llamado The Final Girls, que hacen proyecciones y charlas con directoras. "Queremos analizar problemáticas de las mujeres en general que encontramos en las películas de terror, siempre más libres de exponer sus ideas que otro tipo de géneros. Lo llevamos a cabo en diferentes formatos y en diferentes niveles de profundidad en el análisis", nos cuentan las Bloody Girls.

Las Bloody Girls en InFest Rub\u00ed. Cortesía de Infest Rubí

Algunos ejemplos de su trabajo son la charla 'El terror de ser mujer' que impartieron este año en el Festival de cortos de cine de terror, fantástico y freak InFest de Rubí, donde trataron la representación de la mujer analizando sus edades y cómo se habían ido abordando sus procesos, fases, características y problemáticas en el cine de terror. En esta observación del cine de terror, aparece que la adolescencia es reflejada como etapa de explosión, con la mujer en su plena sexualidad y enmarcada siempre en la dicotomía 'puta-virgen'. También destaca el terror del embarazo y la maternidad, y el peligro de ser una 'mujer sabia', "donde explicamos también la figura de la 'bruja', explican.

Su idea es impartir esta charla en más festivales, centros cívicos, instituciones o iniciativas donde pueda ser de interés, adaptándola a cada audiencia. Además están preparando un seminario en torno a la Femme fatale, su historia, su pasado y su evolución; proyecciones; y para Halloween harán una proyección en la sede del Radio Primavera Sound, en colaboración con el programa Tardeo, de Andrea Gumes y Sergi Cuxart, proyectando Prevenge, una película sobre el descontrol del embarazo y el body horror, y comentándola.

Prevenge, de Alice Lowe

Hemos charlado con ellas y les hemos hecho unas preguntas:

¿Qué estereotipos son los que más se repiten en las películas de terror?

Uno de los ejes principales del terror es la mujer como víctima. Las mujeres han protagonizado siempre películas de terror, lo cual no es del todo positivo, ya que lo hacen como víctima y las víctimas tienen que durar hasta el final (la Final Girl). En el terror hay un ensañamiento brutal hacia el cuerpo femenino basado en que es más disfrutable ver sufrir 'al más débil' y seguir el arco de personaje en el que la mujer se enfrenta a todo y 'se masculiniza' para acabar con el mal. Es posible que esto haya sido así históricamente porque el público ha sido más masculino, pero es más probable que la realidad sea el machismo generalizado, en los procesos de producción en este caso.

¿Y los roles que más se echan en falta?

Los roles que se echan en falta son mujeres que puedan ser víctimas, pero también verdugas. Mujeres que no se tengan que masculinizar para pasar a la acción, que puedan ganar con sus rasgos femeninos. Mujeres que puedan hacer lo que quieran y sean juzgadas por lo que hacen y no principalmente por ser mujeres. Como en todo, vaya.

¿Hay respuesta a ese cine de terror estereotipado? ¿Puede haber cine de terror con perspectiva de género?

Por supuesto. En los últimos años está habiendo una oleada de terror hecho por directoras, pero también por directores que hacen una buena representación de la mujer, sus narrativas y conflictos. Mujeres hablando de sus propios miedos en pantalla, como el miedo al embarazo de 'Prevenge', de Alice Lowe, o el miedo a lo desconocido de la edad adulta como en 'Crudo', de Julia Ducournau. Pero también hombres hablando de esto, con las misma sensibilidad y perspectiva de género, la sobreprotección en la maternidad de 'Hereditary', de Ari Aster, o la figura de la bruja en 'La bruja', de Robert Eggers.

Crudo, de Julia Ducournau

Identificadnos algunos títulos de películas de género exageradas en su machismo.

Ejemplos hay millones en la historia del cine, pero casi más sangrantes son los que siguen apareciendo. Una de las últimas cosas terribles en este aspecto que hemos visto es la serie de Nicolas Winding Refn, Too Old to Die Young.

Cabe destacar géneros que se basan en atentar contra la mujer por el simple hecho de serlo. El 'torture porn', en el que se tortura a la mujer por el placer visual de llevarla al extremo del dolor, Martyrs, de Pascal Laugier y el movimiento del 'Nuevo Extremismo francés' de los 2000 son un buen ejemplo. O el cine de violaciones, con escenas demasiado incómodas de ver como Irreversible, de Gaspar Noé. Esto deriva en el rape revenge, donde parece que la venganza del personaje femenino justificase la imágenes extremas de la violación. Algo que no parece necesario.

¿Y algunos ejemplos de lo contrario (terror que incorpora la perspectiva de género)?

Hay algunos buenos ejemplos que hemos mencionado anteriormente. También queremos aclarar que no es necesariamente algo de los tiempos en que nos encontramos, sino que en la historia también hay buenas representaciones hechas por hombres, hasta de los temas más controvertidos. Por ejemplo, The Entity (1982), de Siney J. Furie, trata de una mujer a la que un ente invisible viola reiteradamente y ningún hombre de su alrededor la cree, llevando el terror de ser mujer al extremo: puedes ser violada, estás loca... O Carrie (1976), basada en un libro de un hombre (Stephen King) y dirigida por un hombre (Brian De Palma), es una de las películas sobre la adolescencia femenina más importantes, una de las que mejor explican los cambios hormonales que una mujer tiene en el cambio a mujer adulta y los explica de manera tan real, que son universales haciendo que también los chicos se sintieran identificados.

¿Cómo veis esta edición del Festival de Sitges?

Estamos todo el día en Sitges desde hace unos años, y por supuesto esta edición número 52 también. Sitges sigue las tendencias del cine de género, en los últimos años está habiendo más películas dirigidas por mujeres y más personajes femeninos con más profundidad que la simple víctima. Eso sí: todavía no hay ningún tipo de paridad. Hay bastantes películas dirigidas por mujeres en Sección Oficial, pero no las suficientes, ni se acerca a la mitad, pero sí que hay cosas interesantes.

'Paradise Hills, de Alice Waddintong

Está Paradise Hills, de Alice Waddintong, una directora española que ya tuvo su película en Sundance. Una arriesgada propuesta de ciencia ficción con una estética visual muy femenina, para la directora es la película que ella habría querido ver de adolescente y no tenía. También está Pelican Blood, cuya directora Katrin Gebbe ha ganado a Mejor Dirección en el Fantastic Fest de Austin. Pero también hay protagonistas femeninas reales (dentro de lo fantástico) dirigidas por hombres como Ready or Not o Little Monsters.

¿Hay alguna cosa más que queráis contarnos?

Queremos añadir que no creemos que la buena representación de la mujer tenga que ir necesariamente ligada a que los personajes estén escritos o dirigidos por mujeres. Hay ejemplos de buena representación hecha por hombres en la historia, poca, pero existe y cada vez más en los últimos años.

Pero independientemente de que exista una diferencia en las miradas y de cómo sea esta, abogamos por visibilizar a directoras, escritoras y creadoras de todo tipo que se adentren el género. Creemos que es importante explorar nuestros propios miedos a través de la ficción y descubrir si estos miedos son los mismos que hemos visto siempre representados por los hombres o si hay nuevos miedos por reconocer de la mano de las mujeres. Por más mujeres en el terror, mujeres terroríficas y terror hecho por mujeres.

Las buenas de las Bloody Girls están haciendo precisamente un hilo en Twitter con lo más interesante de la edición de Sitges 2019, puedes echarle un ojo aquí.

Desde Nylon Spain os recomendamos seguirlas muy de cerca y aprender de su mirada y conocimiento del cine de terror con perspectiva de género.