CERRAR
MENÚCERRAR

Cómo superar la DEPRESIÓN POSTVACACIONAL en tu vuelta al cole más Girl Power

Social
Tim Graf / Unsplash

Si te sientes bajona, vaguísima, con cero energía... Y en definitiva "tú ya no quieres ná" (parafraseando a Lola Índigo), quizá tengas depresión postvacacional. Para superarla te proponemos una vuelta al cole muy girl power.

Con la llegada de septiembre, a la gran mayoría de las mortales nos toca retomar las obligaciones. Si te sientes bajona, vaguísima, con cero energía, en definitiva: tú ya no quieres ná, parafraseando a Lola Índigo, quizá tengas depresión postvacacional. Para superarla, y también evitarla, te proponemos una vuelta al cole muy girl power.

La vuelta al cole significa para muchos la vuelta al gym. Pero, no nos engañemos, el acto de volver a entrenar después del verano suele estar rodeado de excusas... Incluso cuando es nuestra intención. Si éste es tu caso, ya te adelantamos que: NO HAY EXCUSA QUE VALGA... si de verdad quieres volver a entrenar, puedes. Y aquí te lo demostramos a través de la experiencia de una entrenadora personal.

Mueve el body

Esto es clave. Después de los heladitos, las cervecitas a cualquier hora, la paella de la mami y también la de la abuela, de estar tirada en la tumbona y en la arena… quizá sientas que necesitas activar el cuerpo. Estas son nuestras propuestas:

Pole dance

Es una disciplina deportiva, por mucho que se nos venga a la cabeza la imagen de sala de striptease o de una despedida de solteros. Hacer virguerías subida a una barra no es cualquier cosa y, si se realiza enseñando chicha, es porque la ropa impide que nos podamos agarrar como es necesario. Con los ejercicios de pole dance ganarás fuerza, flexibilidad y coordinación mientras te diviertes: aprenderás a sostener el peso de tu cuerpo solo con las piernas y los brazos al ritmo de la música, en diferentes posturas. No te preocupes que el primer día no te harán subir por la barra: empezarás a ras de suelo y, poco a poco, irás ascendiendo al ritmo que crece tu autoestima, pues con el pole dance también sacarás lo más sexy de ti y te verás como el pibón que eres... Y si no, que se lo digan a FKA TWIGS, que así superó su depre (en este caso post ruptura)

FKA twigs - Cellophane youtu.be

Este deporte lo encontrarás en gimnasios especializados en el área de la danza y el yoga.

Telas aéreas o acrobáticas

También conocida como danza aérea, es una práctica bastante nueva (solo tiene unas tres décadas de existencia) y proviene del mundo del circo. Consiste en agarrarse a unas largas telas que cuelgan del techo, subir por ellas y quedar suspendida en el aire. Gracias a las posturas y a la fuerza que tienes que realizar, fortaleces tus músculos y ganas en equilibrio y elasticidad. Además, ¡qué subidón da quedarse colgada en las alturas!

como-superar-depresion-postvacacional-vuelta-al-cole-girl-power telas Leodgario Pescador / Unsplash

Como el pole dance, las telas aéreas las encontrarás en centros especializados.

Autodefensa

Ojo, que esto no va de convertirte en Uma Thurman en Kill Bill ni de ir dando palizas por ahí. Autodefensa no es un arte marcial: es una combinación de técnicas para aplacar una agresión física, en la calle o en casa: ya sea un intento de asfixiarte, de golpearte o de agredirte sexualmente. Hay clases de krav maga, una disciplina de defensa israelí, y también de defensa personal. Sin embargo, te recomendamos las de autodefensa feminista: no solo te enseñarán a parar golpes y a evitar violaciones. Se tratan de espacios seguros en los que solo hay mujeres y, entre monitora y asistentes, se aprende también a decir no, a identificar qué es violencia más allá de una agresión física, a aumentar el autoestima y mucho más gracias a las técnicas y, también, a las experiencias que comparten todas las mujeres que asisten.

Pregunta en el centro cultural de tu barrio o distrito, o bien a la asamblea feminista y en los centros sociales.

Club de lectura

Si te apetece aprender más sobre feminismo, qué mejor forma de hacerlo que leyendo novelas y ensayos. Leer clásicos como Un cuarto propio, de Virginia Wolf, o a autoras contemporáneas y compartir los pensamientos, dudas y cuestionamientos que esas lecturas nos provocan, es lo que se hace en los club de lectura feminista. Y no solo en librerías: también los hay online, como el de la actriz Emma Watson, en Goodreads, o Los libros de Luna, en Instagram, de la escritora Luna Miguel.



Formación online

Además de retomar el inglés, el alemán o el japonés o el idioma que sea que estás aprendiendo, o empezar el grado o el máster, no está de más que le eches un ojo a los cursos por internet que ofrecen escuelas de feminismo, como Periféricas y Ágora. Hay temas para todos los gustos y necesidades: desde las grandes artistas olvidadas por la historia a arquetipos lunares pasando por formación en relaciones afectivo-sexuales sin violencias y salud mental y género.


Con todo lo propuesto… ¡ni tiempo te va a dar a pensar en las vacaciones pasadas!




La vida de una persona que menstrúa es una montaña rusa cada mes. Y aprender a cuidarte en ese periodo es esencial para una vida sana, plena y feliz. Si tú también aspiras a esto, toma nota de estos cuidados, tanto externos como internos, para que estés en sintonía contigo y aprendas cómo cuidarte según tu ciclo menstrual