CERRAR
MENÚCERRAR

Las desventajas y todo lo que no te han contado sobre el DIU

Social
@ Alamy

Ya hemos comentado qué es el DIU o Dispositivo Intrauterino, sus tipos, el proceso de inserción...Y, aunque el uso de este pequeño artilugio en forma de T se ha disparado en popularidad (en mayor medida por laslegislaciones contra el aborto), también hay desventajas que este método anticonceptivo puede esconder. La Dra. Rebecca Booth resuelve todas tus preocupaciones con respecto al DIU.

El miedo de las mujeres a ir al ginecólogo (muchas veces porque se han sentido humilladas o/y juzgadas en anteriores visitas...) y el aún existente tabú alrededor de tener la reglas seguramente sean las mayores preocupaciones de la salud sexual y reproductiva de las chicas. Pero las inquietudes que el DIU pueden suscitar tampoco son pocas, sobretodo entre las millennials. Por eso, aquí te ayudamos a conocer más las desventajas que este dispositivo puede conllevar.

Aún hay muchos flecos sueltos respecto al aborto en muchos países y este está prohibido en una veintena. En muchos lugares existen penas de cárcel para las mujeres que deciden abortar y los doctores que practican las intervenciones. Incluso en países desarrollados, como en EE.UU (en Alabama). Esto ha movido a muchas celebrities a manifestar públicamente que están a favor del aborto legal, libre y seguro y que apoyan a aquellas que han pasado por la dura experiencia de un aborto.

Cuál es el mejor para ti

Ya hemos hablado de los tipos de DIU que existen (hormonal y no hormonal) pero... ¿cuál es el mejor para ti? Depende y definitivamente es una conversación que debes tener con tu médico. Pero la Dra. Booth dice que la mayoría de las mujeres actualmente gravitan hacia el DIU hormonal debido a su disponibilidad en diferentes tamaños y diferentes duraciones de efectividad. También tiende a suprimir los calambres menstruales y el volumen de flujo. La Dra. también señala que, dependiendo del tipo de progesterona utilizada, puede suprimir la ovulación, lo que puede tener efectos positivos en la piel. El DIU no hormonal es ideal para mujeres que quizás no quieran que más hormonas invadan su cuerpo y sepan que no quieren tener hijos por un tiempo. Una desventaja es que en realidad puede hacer que sus períodos sean más pesados, por lo que podría no ser una buena alternativa para las mujeres con flujos ya duros.

Desventajas

Una desventaja podría ser su precio, aunque la Dra. Booth dice que eso definitivamente no es para tanto si observas el dinero gastado tras un período de varios años: es una buena inversión. Otras preocupaciones incluyen el miedo a que se inserte un objeto extraño dentro del útero "y luego ciertos riesgos, como la posibilidad de que se caiga, resulte en una infección, etc.".

¿Para quién no es bueno?

"El grupo más grande que tiene riesgos de tener problemas para retener el DIU son las mujeres que recientemente tuvieron un bebé", dice la Dra. Booth. "Porque el útero, después de un bebé, es un poco dinámico. Este sigue cambiando y, por lo tanto, no es tan estable". Las mujeres con un útero anormal (que tal vez ni siquiera saben que tienen) no son las mejores candidatas, y tampoco lo son las mujeres que tienen ciertas ETS.

"No querría colocar un DIU en una mujer que no se había sometido a exámenes de ETS porque ciertas ETS conllevan un riesgo de infección en la pelvis. Por lo tanto, el médico debe evaluar la detección de ETS antes de la inserción".

Algunas preocupaciones que las millennials podrían tener

La Dra. Booth dice que una de las preguntas más importantes que recibe de los jóvenes es si su pareja puede o no sentir el DIU durante las relaciones sexuales. La respuesta a eso es probablemente no. Si sienten algo, podría ser la cuerda unida al DIU, que puede acortarse. Ella explica que una mujer puede sentirlo si llega a lo más profundo de su vagina con su dedo medio, pero eso solo si tiene curiosidad.

"El DIU no es como un tampón, no está en la vagina. Pero, como un tampón, tiene una cuerda y, como un tampón, es un poco más complicado maniobrarlo que sacarlo".



Contenido originalmente publicado por Taylor Bryant en NYLON US
Traducido y adaptado por Carolina Agudo