CERRAR
MENÚCERRAR

Beyoncé y Rihanna, las mujeres más influyentes en la industria de la moda en 2019

Desfiles y diseñadores
Kevin Winter / Getty

Beyoncé y su colaboración de Adidas con Ivy Park y Rihanna, siendo la primera diseñadora negra de LVMH con Fenty se han convertido en las mayores influencias de la industria en el segundo trimestre de 2019 según en Lyst Index

Beyoncé y Rihanna. Rihanna y Beyoncé. Reinas, iconos y las más influyentes en la industria de la moda en el segundo trimestre de 2019, según ha desvelado el buscador de moda Lyst Index en su informe para este periodo de tiempo. Beyoncé no ha tenido suficiente con convertirse en estrella del cine de la mano de Disney con El Rey León, este año ha tenido tiempo para hacerse con la tendencia athleisure y relanzar su firma Ivy Park en colaboración con Adidas. Por su parte, Rihanna, además de trolear a sus fans con cuándo va a sacar nueva música, nos ha demostrado que lo de los negocios es lo suyo, convirtiéndose en la primera diseñadora negra en fichar por LVMH con Fenty.

Queen B solo tuvo que lucir en un post de Instagram el body rojo de Adidas Originals + Ji Won Choi para aumentar en más de un 100% las búsquedas online de 'bodies rojos'. Así, en genérico. Porque lo que es ese body en concreto, que costaba en torno a 50 euros, se agotó de inmediato. Porque a ver, es que:

De hecho, esta es una de las prendas que se ha colado en el top 10 de las más deseadas del segundo trimestre de 2019, una lista liderada por el bolso Jitney 1.4 'Cash inside' de Off-White. Con esta publicación, la artista anunciaba el relanzamiento de su línea de inspiración deportiva y alma de street wear Ivy Park en colaboración con Adidas, algo que consiguió que su firma escalara 140 puestos en el índex Lyst de marcas con más punch. Por su parte, la firma alemana aumentó en más de un 60% sus impresiones en redes sociales. De hecho, entre abril y junio, Adidas ha conseguido escalar tres puestos entre las 20 marcas más populares, quedando en el puesto 16 tras partir del 19 al empezar el año.

Cada una de sus apariciones es un acontecimiento, y gracias a la promoción de El Rey León está demostrando que hace statements en la alfombra roja como nadie. Por ejemplo, con el vestido-blazer cuajado de brillantes de Alexander McQueen que lució en la première de Los Ángeles de la película, a juego con su hija Blue Ivy. O el vestido dorado de acabado Fortuny, firmado por el vietnamita Nguyen Cong Tri, que eligió para conocer a Meghan Markle y demostrarnos que ambas son lo más royal que hemos visto en mucho tiempo. De la misma nacionalidad era el autor del impresionante modelo que escogió para acudir a la gala de los premios AFI, Phuong My:

Sin embargo, su última declaración de intenciones en cuanto a status en la industria de la moda ha sido el videoclip de Spirit, un single perteneciente al álbum inspirado en El Rey León que ha lanzado. En él, vemos desde prendas de marcas icónicas como Valentino hasta apuestas por diseñadores emergentes, como Tongoro Studio, una firma creada por la senegalesa Sarah Diouf en 2016.

Rihanna, haciendo historia con Fenty

Si abril acababa con Beyoncé revolucionando Internet con Ivy Park para Adidas, mayo empezaba con el histórico anuncio de que Rihanna iba a convertirse en la primera diseñadora negra del grupo LVMH. Fenty era a partir de ese momento una nueva marca de moda de lujo, aunque para nosotros ya había significado uno de los hitos de belleza definitivos de los 2000. El sistema de medidas del index de Lyrst que cataloga el sex appeal de las marcas no está preparado para el sistema de distribución digital de la compañía de Rihanna, pero lo que sí señala el informe es que en un mes Fenty generó siete millones de impresiones en redes sociales y más de 5.000 artículos online.

Con un enfoque decididamente inclusivo y un lenguaje que conecta directamente con su público objetivo (solo hay que ver cómo bautiza sus cosméticos, por ejemplo la colección de verano de maquillaje neón de Fenty), y una apuesta por la estrategia see now wear now que tantas alegrías les ha dado a casas de fast fashion como Zara, la firma de Rihanna promete responder con ventas a las expectativas generadas.