CERRAR
MENÚCERRAR

Carta del director: El arte de la aguja y el dedal

Tendencias y estilo
Leticia Díaz

El arte de la aguja y el dedal es el tema central de nuestra cover story donde la cantante brasileña Anitta rinde homenaje a algunas de las prendas icónicas de la historia.

Todavía recuerdo aquella vez que vi el primer pañuelo de Hermès a menos de un palmo. Era el verano de 1996 en una cabaña alejada del mundanal ruido de una gran ciudad. Allí estaba una de las mujeres con más porte y elegancia que jamás he podido ver. Imponente con unos pantalones de talle alto, una camisa oversize nada propia de la época y un pañuelo de motivos ecuestres anudado a un alargado cuello, conseguía ser un icono a la altura de las grandes musas del Hollywood de los años 20. La belleza había cobrado forma y expresión.



Tal fue la hipnosis que dejó en mi retina que desde aquel instante comprendí lo que era la moda. Por definición y como dijo la gran Miuccia Prada: Es un lenguaje instantáneo. Uno que consigue ser un arte y la prolongación de la personalidad de todo ser.

Bajo esta premisa ambiciosa decidimos hacer un guiño a algunas de las prendas y marcas icónicas en el mes de la moda. Para ello contamos con un torrente llegado desde el pulmón del mundo: Anitta. La incombustible cantante, diva y reina del twerking, era nuestra cover girl. Habiendo conquistado los corazones de medio universo y siendo uno de los personajes de este 2019, la última partner in crime de la reina del pop (Madonna), consiguió enamorarnos el pasado 1 de Agosto a todos los presentes en la Suite presidencial del Westin Palace de Madrid.


Faz Gostoso www.youtube.com


La tarea no era nada fácil. Tenía que rendir honores a los afamados Manolos Hangisi vulgarmente popularizados por Carrie Bradshaw, a la tan otoñal gabardina de Burberry o a las dos letras más repetidas de la gran manzana, CK. Graduada Cum Laude en el doctorado de "Retrospectiva de la moda", Anitta relegó los movimientos de cadera para subrayar su lado más refinado, eso sí, sin perder un ápice de su sensualidad y personalidad. Debe ser que el hábito no hace al monje.

Pero es lo que tiene la moda. Te sorprende cuando menos te lo esperas desterrando 100.000 etiquetas preconcebidas de un personaje en particular. Anitta para Nylon Spain lo ha dejado bien claro: El arte de la aguja y el dedal carece de estereotipos. La nueva musa de Oliver Rousteing ha conseguido trasladarme a ese momento fugaz de mediados de los noventa donde la elegancia no tenía limites y Hermés me miraba de reojo.




La artista brasileña y la cantante española son puros iconos de la música urbana actual, han colaborado en hits tremendos con J Balvin y sabemos que también comparten gustos en moda... ¿Colaborarán algún día juntas?