CERRAR
MENÚCERRAR

Cómo lavar tu bikini o bañador para que dure más (y además no perjudicar el medio ambiente)

Tendencias y estilo

Te contamos cómo lavar y secar tu traje de baño y qué hacer cuando ya no te sirve. No solo para alargar la vida útil de tus prendas y que no pierdan la forma y el color por el que te enamoraste de ellas, sino también para salvaguardar el medio ambiente

Hace poco te hablábamos de nuestras seis tendencias favoritas de bikinis y bañadores para lucir tu beach body este verano 2019, en caso de que necesites renovar tu parque te trajes de baño para esta nueva temporada. Tanto si es así como si vas a reaprovechar tus adquisiciones del verano pasado para ejercer el consumo responsable y cuidar de nuestro maltratado medio ambiente, siempre es conveniente saber cómo tenemos que lavar nuestra ropa de baño para mantenerla limpia, conseguir que no pierda la forma y el color que una vez nos enamoró y nos dure más.



Como además de mantener en forma nuestros bikinis y bañadores nos interesa muy mucho mantener en forma nuestro planeta, y estas prendas son una de las más fácilmente desechables (y de las que peor nos deshacemos), hemos hablado con varios expertos en moda sostenible para que nos indiquen la mejor forma de cuidar la ropa de baño, ya que el 15% de la huella de carbono que provocan estas prendas lo provoca la manera en que las conservemos.

¿Cómo lavar tus bikinis y bañadores?

Al igual que con cualquier prenda, la forma en que se lave y seque el traje de baño determinará su expectativa de vida. Todos los expertos están de acuerdo en que nunca debes lavar tu traje en una lavadora, y por una serie de razones. "Tu traje de baño nunca debe ver el interior de una lavadora, y solo debe lavarse a mano con agua fría", dice Blakely Wickstrom, diseñadora y fundadora de la marca de baño sostenible Galamaar. "Remojarse primero con jabón natural para el cuerpo o para prendas delicadas entre cinco y diez minutos ayudará a descomponer los aceites y cremas sin necesidad de frotar. Cada vez que utilices tu bañador o bikini, independientemente de si te bañas o no, debes enjuagarlo. Incluso la grasa natural de tu cuerpo puede afectar a las fibras con el tiempo".


El fenómeno 'slow fashion' surgió como una alternativa al consumo masivo de moda. Y no sólo es bueno para el planeta o para las personas que trabajan en la industria, sino que las prendas te durarán mucho más y no tiene por qué ser más caro que la alternativa industrial.


¿Cómo secar tus bikinis y bañadores?

Al igual que no debes usar una lavadora, tampoco emplear secadora. Hay que dejar secar al aire después de lavarlo, teniendo en cuenta dónde lo colocamos. "Siempre hay que secar a la sombra, en lugar de con luz solar directa, para evitar que los colores se desvanezcan", dice Bianca Bennetts, fundadora de la marca sostenible de natación FAE.

Aunque colgar las prendas puede parecer lo más lógico para facilitar el secado al aire, Araks Yeramyan de la firma sostenible ARAKS hace hincapié en que pongamos a secar bikinis y bañadores sobre superficies planas para que no pierdan su forma. También recuerda que han de estar completamente secos antes de que los guardemos: de otro modo podrían provocar moho.

Asegurarnos de lavar y secar de manera correcta nuestra ropa de baño no solo es crucial para su vida últil, sino que también ayuda a prevenir la propagación de microplásticos en nuestras aguas, como explica Amahlia Stevens, diseñadora y fundadora de la marca de ropa de baño Vitamin A:

Desafortunadamente, cuando se lava cualquier cosa hecha de sintéticos, incluso si se recicla, arroja microfibras que pueden ser contaminantes si terminan en el océano. Estos microplásticos se introducen en nuestro entorno, principalmente mediante lavadoras que son demasiado ásperas para la ropa, lo que hace que las fibras se descompongan en microplásticos.
Además de eso, el calor y la abrasión de las secadoras pueden acelerar aún más la descomposición de las fibras de su prenda y, de hecho, hacer volar las microfibras directamente al aire. Cuando esa prenda degradada se usa en nuestros océanos, esas fibras destruidas se liberan directamente en las vías fluviales. Por lo tanto, al usar el método de lavado de manos y secado con aire, puede evitar la degradación prematura de las fibras.

Si bien no se recomienda lavar a máquina bikinis y bañadores, hay manchas que requieren una buena limpieza. Bennetts enfatiza que si va a utilizar lavadora, usa una bola de lavado que atrape las microfibras para evitar su propagación.

Pero ten en cuenta que los microplásticos se desprenden incluso lavando a mano. "Los microplásticos se desprenden cuando un bañador comienza a romperse debido al desgaste y lavados bruscos, por lo tanto, lava solo con agua fría y a mano y nunca con agua caliente o la lavadora", añade Wickstrom.

Dale un descanso a tu ropa de baño

¿Sabías que a tu traje de baño le hace falta tiempo para descansar entre usos para mantener su forma? "Algo que no es tan obvio es que las fibras elásticas necesitan tiempo para recuperarse entre usos", cuenta Wickstrom. "Por ejemplo, si estás de vacaciones en la playa, lleva varios modelos y póntelos en días alternos para que mantengan su forma por más tiempo". Si alguna vez necesitamos una excusa para meter cosas de más en la maleta, es esta.



Cómo deshacerse de tus viejos trajes de baño

No importa cuánto apreciamos y cuidamos nuestra natación, simplemente no va a durar para siempre. Es un traje de baño y va a haber un desgaste inevitable a lo largo del tiempo. ¿Qué hace cuando llega el momento de retirarlo finalmente? Bueno, lo primero es lo primero, no solo deséchelo donde terminará en un vertedero por toda la eternidad. En su lugar, considere las siguientes opciones.

Organiza un intercambio con amigos

Está en mal estado, pero simplemente se ha movido, Bennetts sugiere organizar un intercambio de ropa con amigos. Es posible que ese bikini de lunares rojo ya no se adapte a tu estilo, pero podría ser el nuevo favorito de tu mejor amiga, dándole así una segunda vida.

Dónelo a la caridad o recíclelo

Nuevamente, si el traje es usable, su ciclo de vida no tiene por qué acabar aquí. Puedes donar tu traje a la caridad, pero puede requerir un poco de investigación. "No todos los puntos de reciclaje aceptan trajes de baño, así que planifica con anticipación e investiga un poco antes de donar: la mayoría de la información sobre lo que se acepta y lo que no se acepta como donación se puede encontrar en línea", nos aconseja Wickstrom.

Reutilízalo

Solo porque ya no quieras usar tu traje de baño no significa que no pueda convertirse en otra cosa. Bennetts sugiere reutilizarlo. "Consulta Pinterest para ideas", dice ella. "Hay muchas maneras en que puedes ser creativo y cambiar el estilo para hacer algo divertido y fresco con la tela".




True