CERRAR
MENÚCERRAR

DIET PRADA. La cuenta de Instagram que deja en evidencia a la industria de la moda

Tendencias y estilo

Diet Prada se ha posicionado como una de las cuentas 'must follow' para fashionistas y amantes de la moda en general. Desde su Instagram, destapan plagios en la industria y comportamientos poco éticos de las firmas de moda.
Repasamos su trayectoria y últimos escándalos...

Diet Prada se ha convertido en una de las cuentas de Instagram más seguidas por fashionistas y amantes de la moda a nivel internacional. Tommy Liu y Lindsey Schuyler son los autores confesos de esta viralísima cuenta que reúne más de 1 millón de seguidores en la red social de fotografía.


diet prada industria moda logo @ Diet Prada

El poder de convocatoria de la cuenta es innegable pero su influencia es mucho mayor de la que cabría imaginar y así lo han demostrando destapando, entre otras cosas, la toxicidad oculta tras la firma Dolce & Gabanna, llevando a la cancelación de su desfile en Shanghái el pasado mes de noviembre por las actitudes racistas de Stefano Gabanna y otros comportamientos xenófobos de la firma (como los demostrados en el vídeo lleno de clichés de la cultura china).

Este es quizás el más destacado ejemplo de que Diet Prada se ha convertido en el azote de la industria de la moda, pero no el único. Mezclando humor y moda, la cuenta se ha diferenciado principalmente por tres motivos que la posicionan como una cuenta única y necesaria:

Denuncia el racismo en la industria de la moda

El caso de Dolce & Gabanna fue quizás el más sonado pero no ha sido el único que ha perseguido Diet Prada. Entre otros, este año destaparon el blackface de Gucci, por el que la firma acabó disculpándose, también los sonados llaveros de Prada o el hecho de que en los premios LVMH a mejor diseñador solo hubiese candidatos de raza blanca. Asimismo, también han puesto el foco en más de una ocasión sobre el acoso sexual y otros comportamientos poco éticos de reconocidas personas de la industria.

Pone en el punto de mira los plagios entre diseñadores y firmas

Este es quizás el tipo de contenido más representativo de Diet Prada y por el que la cuenta se dio a conocer. Desde Diet Prada comparan, a través de collages o montajes, colecciones de modistos con otros diseños anteriores o ponen sobre la palestra creaciones de firmas de alta costura que parecen haber tomado inspiración de diseñadores menos conocidos. El archivo y el conocimiento de moda que demuestran es impactante y no hay detalle que se les pase por alto.


La inspiración que las Kardashian no cuentan

Hace algunos meses, Diet Prada comenzó a destapar que Kim Kardashian estaba inspirando todos sus estilismos en Naomi Campbell. La pieza central del klan estaba copiando cada detalle de algunos looks que la supermodelo lució durante la década de los 90.

Esta noticia llegó a ser tan viral que la propia Kim Kardashian comenzó a mencionar en sus historias de Instagram que tomaba inspiración de Naomi intentando quitarle importancia al asunto. Además de Kim, también han realizado publicaciones de Kylie Jenner o Khloe Kardashian por los mismos motivos que su hermana.

Una auténtica comunidad

diet prada industria moda merch @ Diet Prada

Los llamados dieters se han convertido en una fuerte comunidad que denuncia los comportamientos poco éticos de la moda en la red. Cada vez que Diet Prada saca los colores a algún diseñador, los autoproclamados dieters corren en manada a denunciar estos hechos de su perfil, actuando a modo de altavoz.

A día de hoy, Diet Prada se ha convertido en todo un negocio e incluso cuentan con su propio merchandising que venden en su página web.

De destapar imitaciones a ser imitados

Diet Prada ha servido de inspiración a muchos para crear cuentas similares. ¿La más destacada? Estee Laundry, que realiza la misma labor pero enfocada al terreno de la belleza en vez de la moda.

¿Crees que son importantes iniciativas así para pedir una moda más ética y libre de plagios?



El fenómeno 'slow fashion' surgió como una alternativa al consumo masivo de moda. Y no sólo es bueno para el planeta o para las personas que trabajan en la industria, sino que las prendas te durarán mucho más y no tiene por qué ser más caro que la alternativa industrial.