CERRAR
MENÚCERRAR

PAULA RAMÍREZ, subdirectora del Museo del Traje, y el arte de la aguja

Tendencias y estilo
Nani Gutiérrez

Paula Ramírez nos cuenta cómo ve el futuro de una industria inmersa en una auténtica revolución digitalizada y preocupada por la sostenibilidad.



Nani Gutiérrez


La conservadora de museos Paula Ramírez estudió Historia del Arte, interesada por las artes aplicadas. Lo que le llamó más la atención de la moda fueron sus aspectos simbólicos.



"Son muy significativos a la hora de pensar en temas como la construcción del cuerpo, la identidad y los modelos de género, fundamentales para el feminismo"

Tras su paso por varias instituciones –como el Reina Sofía, donde ha estado los últimos ocho años–, volvió como subdirectora del Museo del Traje, centro en el que ya había trabajado cuando fue inaugurado en 2004. Reconoce que, además de formarse y concursar, ha tenido que planear muy bien los pasos a seguir porque "el diseño y la moda aún tienen una presencia relativamente pequeña en los museos y en el patrimonio".

A esto hay que añadir, confiesa, el machismo en su ámbito profesional. "He sentido que no se me tomaba tan en serio por ser mujer. He soportado que me llamasen 'niña' aun teniendo ya un equipo a mi cargo. He visto cómo en mi entorno se dice abiertamente que se prefieren candidatos varones". Ramírez cree que el mundo del arte se va abriendo cada vez más. "Se empiezan a valorar disciplinas creativas a las que hasta ahora no se daba un valor cultural, como la moda". Asegura que han contribuido a ello las redes sociales. "Como institución hemos tenido que adaptarnos a este lenguaje rápido y más accesible, que ha hecho de la moda un sistema más horizontal y desestructurado. Cuidamos las redes y pensamos de otro modo las campañas para nuestras actividades". Aún así, espera que lo digital no acabe con la experiencia directa.

"Soy de las que quiere tocar el tejido, probar la prenda, sentirla". Está convencida de que la moda española "está en un buen momento, tiene buenas propuestas creativas y una difusión bastante amplia", aunque admite que "hay que valorizar el trabajo. Se deben consolidar las opciones formativas; desarrollar y especializar el tejido industrial, y dar visibilidad a los creadores e iniciativas interesantes". La conciencia ecológica, vaticina, condicionará el futuro de la industria.

"La sociedad va a exigir que se produzca y se consuma de una manera más respetuosa con el medio ambiente. Se debe incidir en una producción y consumo de calidad".

Chaqueta de DSQUARED

Blusa de UTERQÜE

Pendiente de UTERQÜE

Pantalón de ESSENTIEL

Botas de PAULE KA

Foto: Nani Gutiérrez

Estilismo: Eva Barrallo

Agradecimientos: Tribu Studio