CERRAR
MENÚCERRAR

TOWELKINI, la toalla bikini: ¿performance o producto que (no) necesitamos?

Tendencias y estilo

La artista Aria McManus ha inventado la towelkini, una toalla bikini que te ahorra cargar con la toalla cuando vas a la playa o la piscina: ya la llevas puesta. Disponible en tres colores, el invento se agota rápido pero nosotros nos preguntamos si no será esto un pelín performático.

What a time to be alive! Si hace poco nos enterábamos de que existen protectores de plástico para sneakers (que bien podríamos llamar 'condones para zapatillas'), ahora la vida vuelve a sorprendernos con otro hallazgo: existe el towelkini o, lo que es lo mismo, la toalla bikini que, la verdad, nunca nos dimos cuenta de que necesitábamos. Como detrás del invento se encuentra una artista, no obstante, nos preguntamos si no será esto una performance y nos estamos perdiendo algo...

Su nombre es pegadizo pero un pelín inexacto, porque más bien sería una towelsuit (towel + swimsuit) o toalla bañador. Se trata de un rectángulo de toalla (100% de algodón, eso sí), con agujeros para meter manos y piernas. Cuando estás de pie, es como llevar un bañador hecho de tejido rizado con una especie de capita detrás. Cuando te tumbas, es como si te hubieras metido en una dimensión cuántica dentro de tu toalla. La magia de esto es que puedes ir a la playa o a la piscina con la toalla puesta.

Pero sí, es verdad que towelkini suena mejor. En fin, la cosa es así:


¿Quién está detrás de este invento? La artista Aria McManus lanzó una colección limitada en 2018 que se agotó enseguida, así que ha repetido colección de towelkinis en 2019 incorporando un nuevo color. Al amarillo y rosa vibrantes se une un verde lima. Las unidades vuelan, y eso que el artefacto no es barato: cuesta 199 dólares (unos 178 euros).

En una publicación de Instagram, McManus, que vive y trabaja en Nueva York, ironizaba en su cuenta de Instagram sobre la recepción en la prensa de la towelkini: "La prensa sobre #towelkini: 'Bizarro', 'las marcas en el bronceado pueden ser un problema', 'no nos convence', 'divide a la nación'. Y algunos incluso la han parodiado 😂 Pero solo quedan unas pocas en rosa y amarillo disponibles online. ¡Hazte con ellas antes de que se acaben!".

La towelkini se vende a través de la web Special Special, un sitio especializado en objetos de artistas, diseñadores y libros, por lo que más que comprar una prenda, podríamos decir que se está coleccionando una pieza de arte contemporáneo. De hecho, las toallas bikini vienen seriadas. McManus ha desarrollado toda su obra en torno a la reflexión del arte y la funcionalidad. Por ejemplo, uno de sus últimos trabajos es un casco unicornio para bomberos, con la manguera en forma de cuerno:

AriaMcManus.com

¿Pretendía la artista que la gente pensara que iba en serio con esta prenda? ¿La hizo con la intención de que fuera usada? ¿Fue una broma artística que se le fue de las manos? Sea performance irónica, meta arte o invento disparatado, el caso es que empezamos a verle la utilidad. Quizá no para la playa pero sí para andar por casa en verano después de ducharte. O, directamente, como outfit para salir. Con unas cuñas no queda mal:



Parece tener todas las características para ser considerada una disciplina artística, sin embargo ¿por qué sigue sin serlo?. Reflexionamos con distintos jóvenes talentos de la moda española sobre esta cuestión y les preguntamos sobre el valor artístico de la moda bajo su perspectiva.


El minimalismo tradicional, asociado al buen gusto y la supremacía del color negro en los estilismos de los que más saben de moda parece haber sido sustituido por el maximalismo más salvaje y el afán de hacerse notar
¿Pueden tener las redes sociales la culpa o esta corriente forma parte del imaginario de una nueva tribu urbana?


True